Panamá y Chile reconocen los derechos de la naturaleza

Una buena ola se está extendiendo lentamente por América Latina. Los países avanzan uno a uno sus leyes para reconocer la existencia de la naturaleza y el derecho a ser protegida. Este es el comienzo de un cambio de mentalidad: el fin de una explotación generalizada de los recursos naturales que reúne a los humanos y la naturaleza como una sola entidad, nada más que la forma de vida ancestral de los ancestros que una vez fueron distorsionados por la codicia industrial. La naturaleza es una fuente inagotable de prosperidad, a pesar de su continua escasez.

El 24 de febrero, el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, promulgó la ley más codiciada y celebrada que reconoce algunos derechos naturales. Según el oficial presione soltarAhora es imperativo que se valore y proteja el «derecho a existir, sostener y recrear los ciclos de vida de la naturaleza», es decir, todas las acciones que toman las personas, instituciones y gobiernos para implementar la «restauración adecuada y efectiva» y la «protección». . [nature’s] Ciclos del agua ”Cualquiera puede actuar como protector de la naturaleza, y cada vez que los intereses de la naturaleza y del hombre están en conflicto, la naturaleza debe ser lo primero.

De acuerdo a Vigilancia forestal mundialDesde 2000, el área bajo árboles en Panamá ha disminuido en un 7,7 por ciento. Informe WWF»Nodos de deforestación: impulsores y respuestas en un mundo cambiante«La ganadería es el principal impulsor de la deforestación en el país. Ahora, la legislación promulgada puede darle una nueva vida a esta historia». Dijo Constance Brito Fisicalista, directora legal latinoamericana del Earth Law Center, quien se desempeñó como asesora legal del Centro Ambiental durante el proceso de redacción legislativa.

READ  Manifestantes en Chile expresan su apoyo a una nueva constitución favorable a las minorías

Uno de los desarrolladores clave de la nueva ley fue, ante todo, el movimiento internacional Derechos a la naturaleza, que aboga por un «cambio de gestión de los sistemas naturales» estructurado y más amplio destinado a «el establecimiento global de la legislatura para reconocer los derechos inherentes a la naturaleza». Su sueño se está haciendo realidad ya que muchos países reconocen la importancia y el valor del mundo natural para el medio ambiente y las personas.

Otros países ya han avanzado en el reconocimiento de tales derechos naturales Costa Rica Y Ecuador. En Chile, ahora encabezada por el Presidente Dedicación al medio ambienteGabriel Borick es la Asamblea Constituyente Reconoció el derecho de la naturaleza A la próxima Constitución. Crear nuevas formas de relación con la naturaleza es imperativo y posible. «Los derechos de la naturaleza no promueven la intocabilidad», escribe activista ambiental e investigadora Pablo Solán. Nos alienta a pensar en términos de no humanos desde una perspectiva más amplia de las interacciones organizacionales, no solo desde la perspectiva estrecha de que «los derechos de la naturaleza no requieren que los seres humanos se preocupen por los no humanos».

El próximo desafío, al menos para estos países que ya han superado las barreras legislativas, es hacer cumplir las leyes y hacerlas cumplir. En cuanto a Chile, Solon es optimista: «El camino es largo y complicado, ¡pero el movimiento es históricamente significativo!».

Fotógrafo caleb russell

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

ELCORREODEBEJAR.COM ES PARTICIPANTE EN EL PROGRAMA DE ASOCIADOS DE AMAZON SERVICES LLC, UN PROGRAMA DE PUBLICIDAD DE AFILIADOS DISEÑADO PARA PROPORCIONAR UN MEDIO PARA QUE LOS SITIOS GANAN TARIFAS DE PUBLICIDAD POR PUBLICIDAD Y ENLACE A AMAZON.COM. AMAZON, EL LOGOTIPO DE AMAZON, AMAZONSUPPLY Y EL LOGOTIPO DE AMAZONSUPPLY SON MARCAS COMERCIALES DE AMAZON.COM, INC. O SUS AFILIADAS. COMO ASOCIADO DE AMAZON, GANAMOS COMISIONES DE AFILIADOS DE COMPRAS QUE CALIFICAN. ¡GRACIAS, AMAZON POR AYUDARNOS A PAGAR LOS GASTOS DE NUESTRO SITIO WEB! TODAS LAS IMÁGENES DE LOS PRODUCTOS PERTENECEN A AMAZON.COM Y SUS VENDEDORES.
El Correo de Béjar