Chile necesita más libertad de expresión, no menos

Las empresas chilenas fueron puestas a prueba en octubre de 2019, con miles de personas saliendo a las calles con demandas generalizadas, comenzando por el costo del transporte público y reflejando la indignación general por la desigualdad económica. La elección de la Asamblea Constituyente para redactar una nueva constitución surgió como una fuerte respuesta democrática a ese malestar.

La estructura diversa de la asamblea es un logro, trayendo a la mesa varias perspectivas que enriquecen las discusiones. Pero su éxito depende en última instancia de su capacidad para redactar un contrato social que satisfaga las necesidades de la sociedad chilena y proteja los derechos fundamentales.

Las propuestas que incluyen una sociedad más inclusiva e igualitaria, incluidos los derechos económicos, sociales y culturales y la afirmación de los derechos de las tribus y las mujeres, son alentadoras. Pero defender la libertad de expresión de la nueva constitución será una gran prueba, una piedra angular de la democracia.

La constitución vigente de Chile garantiza el derecho a «expresar y expresar opiniones en cualquier forma y en cualquier forma, sin perjuicio». Pero hay artículos en el código penal del país que contienen varias palabras vagas que amenazan la libertad de expresión. la regla 374 impone prisión a quien comparta canciones o escritos «contrarios a las buenas costumbres»; el artículo 416 hace cualquier declaración «mirar a otra persona con desprecio, falta de respeto o desprecio»; Y el artículo 412 impone sanciones penales «por acusar falsamente a una persona de un delito que pueda ser investigado por las autoridades». Estos arreglos Ha sido usado Intimidar, presionar y enjuiciar a las personas, especialmente a los periodistas, por ejercer la libertad de expresión.

READ  Biden: Putin debería enfrentar un juicio por crímenes de guerra por el asesinato de Bucha

En septiembre de 2020, entre 1973 y 1990, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que castiga con hasta tres años de prisión a las personas que «justifiquen», «reconozcan» o «nieguen» los abusos a los derechos humanos durante la dictadura del país. En prisión. En noviembre, la Corte Constitucional rechazó el artículo en la práctica.

En este contexto, es preocupante que la Comisión de Derechos Fundamentales del Consejo Constitucional, el pasado 22 de febrero, aprobara una resolución prohibiendo “la negación o justificación de violaciones graves, masivas y sistemáticas de derechos humanos”. Esto abre la puerta a la criminalización de declaraciones como protección-ataque bajo los estándares internacionales de derechos humanos.

Las afirmaciones sin fundamento que niegan las violaciones de derechos han disgustado a muchos y han humillado a las víctimas y sus familias. Las víctimas tienen derecho a la justicia, que incluye el derecho a saber la verdad sobre lo sucedido.

Sin embargo, no debe prohibirse la respuesta a afirmaciones falsas. En cambio, las democracias que respetan los derechos deberían eliminar las declaraciones falsas e hirientes con información, argumentos y debate público inexactos.

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH), reconocidos por Chile, establecen que las leyes pueden restringir la libertad de expresión sólo en la medida necesaria para garantizar el respeto por los derechos o la reputación de los demás. , o «protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas».

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que ha estado evaluando el cumplimiento del Estado con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ha declarado que «las leyes que imponen multas por expresar opiniones sobre hechos históricos no se aplican al acuerdo».

READ  Los mercados europeos cerraron al alza después de que el Banco Central Europeo subiera las tasas de interés

La Asamblea Constituyente debe rechazar el lenguaje antinegativo presentado por la Comisión de Derechos Fundamentales e ir más allá. Debería incluir fuertes protecciones para la libertad de expresión que incitarían reformas y terminarían con la criminalización del discurso protegido por la ley chilena, incluida la derogación de las disposiciones de la ley penal descritas allí.

En una región donde los gobiernos de izquierda y derecha están socavando el estado de derecho y los principios democráticos, las recientes elecciones presidenciales de Chile y el proceso de la Asamblea Constituyente distinguen al país como un modelo para resolver problemas a través de procesos democráticos que respetan los derechos.

La Asamblea Constituyente debería establecer ese récord al priorizar la protección del derecho fundamental a la libertad de expresión como parte de la hoja de ruta del país hacia una democracia fuerte.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

ELCORREODEBEJAR.COM ES PARTICIPANTE EN EL PROGRAMA DE ASOCIADOS DE AMAZON SERVICES LLC, UN PROGRAMA DE PUBLICIDAD DE AFILIADOS DISEÑADO PARA PROPORCIONAR UN MEDIO PARA QUE LOS SITIOS GANAN TARIFAS DE PUBLICIDAD POR PUBLICIDAD Y ENLACE A AMAZON.COM. AMAZON, EL LOGOTIPO DE AMAZON, AMAZONSUPPLY Y EL LOGOTIPO DE AMAZONSUPPLY SON MARCAS COMERCIALES DE AMAZON.COM, INC. O SUS AFILIADAS. COMO ASOCIADO DE AMAZON, GANAMOS COMISIONES DE AFILIADOS DE COMPRAS QUE CALIFICAN. ¡GRACIAS, AMAZON POR AYUDARNOS A PAGAR LOS GASTOS DE NUESTRO SITIO WEB! TODAS LAS IMÁGENES DE LOS PRODUCTOS PERTENECEN A AMAZON.COM Y SUS VENDEDORES.
El Correo de Béjar