El Ayuntamiento proyecta reponer un símbolo de la represión de la dictadura. Los socialistas y la ASMJ se oponen.

El gobierno local de Béjar proyecta reponer la cruz de los caidos que coronaba el Murallon, monumento que históricamente simbolizó la exaltación de las víctimas de uno de los dos bandos de la guerra civil. La Agrupación Socialista Bejarana y la Asociación Salamanca Memoria y Justicia (A.S.M.J.) han pedido al Ayuntamiento de Béjar no reponerla en su emplazamiento anterior.

Cruz y arco del triunfo antes de su retirada


La Agrupación Socialista Bejarana y la Asociación Salamanca Memoria y Justicia (A.S.M.J.) reclaman al Ayuntamiento de Béjar que la cruz de los caídos, parte del monumento que estaba emplazado en el parque de El Murallón, no sea incorporado de nuevo a su lugar anterior tras las obras de adecuación del parking. El monumento a los caídos que estaba situado en el parque de El Murallón que contenía el arco del triunfo junto a la cruz de los caídos, es un recuerdo de la guerra civil que según la Ley de Memoria Histórica 52/2007 de 26 de diciembre debe ser retirado definitivamente.

La ley de la Memoria Histórica se argumenta que “…se establecen, asimismo, una serie de medidas (arts. 15 y 16) en relación con los símbolos y monumentos conmemorativos de la Guerra Civil o de la Dictadura, sustentadas en el principio de evitar toda exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura, en el convencimiento de que los ciudadanos tienen derecho a que así sea, a que los símbolos públicos sean ocasión de encuentro y no de enfrentamiento, ofensa o agravio.

Asimismo el artículo 1 de la Ley dice  “…adoptar medidas complementarias destinadas a suprimir elementos de división entre los ciudadanos, todo ello con el fin de fomentar la cohesión y solidaridad entre las diversas generaciones de españoles en torno a los principios, valores y libertades constitucionales”.
Y en el artículo 15, punto 1: Símbolos y monumentos públicos. Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.


Las piedras del monumento están siendo depositadas en el propio parque. Tras la publicación en medios afines de las intenciones del equipo de gobierno del PP, todo parece indicar que los planes del gobierno de Riñones es la de reponer "La cruz de los caidos". Por esta razón, de forma pública y a través de diversos escritos,los socialistas, junto a la ASMJ, solicitan que NO sea repuesto este monumento en su emplazamiento anterior en base a la Ley de Memoria Histórica del Gobierno de España o que reconduzca en forma que quede acreditado que Io que se presente honrar sea la memoria de todos los hijos de Ia ciudad que perdieron la vida como consecuencia de la violencia.


 Por su parte el gobierno del PP  ha emitido un comunicado en el que acusan al PSOE de haber retirado el símbolo y ustifican su decisión de reponerlo y lo hacen con los siguientes argumentos:

1º.- La cruz en un símbolo universal totalmente integrado desde la antigüedad.

2º.- El monumento que estaba situado en el parque de “El Murallón” era un recuerdo a todos los bejaranos que murieron por causas de la Guerra. Por tanto, se debe ubicar donde la colocaron, sin querer abrir nuevos debates y polémicas estériles como pretende el PSOE bejarano.

3º.- Incendiar con polémicas que no llevan a ningún sitio, inaugurando monumentos partidistas que sólo buscan polemizar, no está en nuestros sentimientos.

4º.- Con este comunicado el PSOE demuestra que el único objetivo era la retirada de la Cruz.

La oposición de la Agrupación Socialista Bejarana a que se reponga el monumentos, parece obedecer, a la animadversión, que desde ciertos sectores de la Izquierda se profesa a cualquier símbolo, entre ellos la Cruz, relativo a la religión católica mayoritaria en nuestro País.


 

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV