Béjar cumple con la tradición de El Musgo y sus hombres leyenda, este domingo

dos hombres de musgo  caminan camino al a plaza
Ya está el musgo preparado, en el Convento San Francisco de Béjar, para vestir a los hombres de musgo el próximo 2 de junio. Ardua y laboriosa tarea que se prolonga durante dos horas y media. A partir de las 9:30h, las personas que lo deseen podrán acercarse hasta el allí para ver cómo visten a los Hombres, es un acto abierto al público y gratuito.

A las 10:30 horas, dará comienzo la misa en la Iglesia de Santa María la Mayor y a continuación Procesión del Corpus Christi con el siguiente recorrido:

La Corporación Municipal recibe a los Hombres de Musgo, en la Plaza Mayor, y se dirige hasta la Plaza de San Juan Bosco, al encuentro de la procesión, incorporándose a la misma. Iglesia de Santa María la Mayor, Plaza de San Juan Bosco, Rodríguez Vidal, Plaza Mayor, calle Las Armas, plaza de la Piedad, plazuela de Martín Mateos (Altar de la Hermandad de Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de las Angustias), Mayor de Sánchez Ocaña, Mayor de Pardinas, Mayor de Reinoso, Puerta de Ávila, Miguel de Unamuno, Atrio de San Juan (Altar de la Cofradía de la Santa Vera Cruz), Mansilla, Olleros, plazuela de Martín Mateos, calle Las Armas y Plaza Mayo,  donde como acto final se lleva a cabo la rendición de Banderas y Pendones de la ciudad.   

A lo largo del recorrido podrán contemplarse los Altares de las Cofradías y Hermandades  y los adornos florales tradicionales.

Leyenda de los Hombres de Musgo
La leyenda cuenta que el día de Santa Marina, virgen que vivió disfrazada, los bejaranos que estaban escondidos en El Castañar se reunieron en la finca conocida como La Centena para celebrar una misa, tras la cual, y quizás inspirados en la santa, recubrieron sus ropas con el musgo que crecía en las rocas del lugar y, al amanecer, se dirigieron hasta la fortaleza musulmana parapetados tras su camuflaje, con el que consiguieron reconquistar la ciudad.

La procesión del Corpus fue instituida en 1263 por el papa Urbano IV. Los inicios de la tradición en Béjar están fechados en 1397. A la llegada de la procesión a la plaza, el regidor rendía el estandarte. Actualmente, este papel es representado por los concejales de la Corporación municipal.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV