Medio centenar de personas comen a diario en el comedor de Cáritas de Béjar

Manuel Bruno Nevado y Jacinto García Hoya
Los duros efectos de la crisis ya no son un secreto, cada vez son las las familias, las personas que tienen que recurrir a comedores como el de Cáritas. Aunque no es está la única ayuda que esta organización, dependiente de la iglesia, brinda a los bejaranos. Las ayudas se han multiplicado, tanto en el reparto de alimentos, como las ayudas económicas o de farmacia. 

En el últimos lustro las ayudas se han multiplicado son los efectos de la crisis. Son datos ofrecidos por el presidente de Cáritas Interparroquial, Manuel Bruno Nevado, que junto al párroco de Cáritas, Jacinto García, dieron a conocer los datos que sintetizan el trabajo de esta entidad benéfica. Las ayudas como las mencionadas no son los únicos programas que desarrolla la organización, pero sin duda son los más destacables.

En el año 2012 se han brindado 540 ayudas alimenticias, cifra muy superior a las 182 que se repartieron en 2008 , 225 en 2009 o 210 en 2010. Es la crisis en cifras. La demostración palpable de las consecuencias de los recortes, despidos, falta de empleo y ayudas estatales. Cáritas dio 206 ayudas económicas, un 26% más que el año pasado y 4 veces más que las que se dieron en 2008. Uno de los datos más destacados ofrecidos por los responsables de Cáritas, fue el correspondiente a las ayudas de farmacia. Se repartieron cerca de medio millar de medicamentos y 24 botes de la costosa leche maternizada.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV