La vie en rose


PANEM ET CIRCENSES

Panem et circenses Según la Wikipedia: “(Literalmente «Pan y circo») es una locución latina peyorativa de uso actual que describe la práctica de un gobierno que, para mantener tranquila a la población u ocultar hechos controvertidos, provee a las masas de alimento y entretenimiento de baja calidad y con criterios asistencialistas”.

Y así siento yo que tratan de distraernos con la cabalgata de reyes que desde el ayuntamiento de la ciudad en la que resido han organizado. Una costosa cabalgata que nos va a obsequiar con la fantástica idea hecha realidad de ver llegar a los reyes magos en grandísimos animales, concretamente Melchor llegará en camello, Gaspar en dromedario y Baltasar en elefante, ah! Y sin olvidarnos de que cerrará la comitiva un rebaño de ocas, concretamente 150. 

No paro de preguntarme cómo van a traer estos voluminosos animales a mi ciudad, porque, seamos sensatos, son animales de grandísimas dimensiones que, pobres ellos, pensarán que a donde les traen o llevan ahora con semejante paseo, y esas ocas, animales no demasiado grandes, más bien pequeñajos que qué pintan cerrando una cabalgata de reyes, ¡espero que las pobres no caminen pensando que al final del trayecto las vamos a hacer paté!

Numerosos grupos han manifestado ya que el uso de animales en espectáculos de este tipo no deja de ser maltrato animal, y es cierto, les vamos a llevar caminando por calles asfaltadas ¿a caso ese es su medio natural?, siguiendo un recorrido y supongo que guiados por sus domadores que espero no tengan que picarles o golpearles para que no salgan del camino establecido, me preocupan los animales, la verdad.

Pero también me preocupa y mucho el coste que semejante despliegue de medios va a tener para las arcas del ayuntamiento de Béjar, un derroche de dinero que podría ser utilizado para fines mucho más urgentes y necesarios, no nos olvidemos que muchos de nuestros vecinos están pasando por situaciones muy complicadas a nivel económico, muchas familias tienen grandes problemas ya no para llegar a fin de mes, sino a mitad de mes, que no pueden alimentar a sus hijos de la manera adecuada, que incluso no pueden encender la calefacción de sus casas. Por más que le doy vueltas al asunto sigo diciendo que no entiendo nada el uso de estos animales en la cabalgata de reyes de este año, ¿A caso resulta necesario?

Lo dicho, “panem et circenses” pensarán nuestros gobernantes, total, a ver si a caso mientras que nos mantienen entretenidos no les molestamos protestando por defender nuestros derechos
Moraleja: no nos dejemos engañar.


 Rosa  Torres Cosme 

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV