El miércoles se cumplen 8 años de la desaparición del joven bejarano, José Luis Morante Valcárcel.

La familia no olvida, sigue esperando que algún día se sepa lo que ocurrió, aseguran que por mucho tiempo que pase es "una herida que no se cerrará".



Morante, contaba con 26 años de edad, cuando desaparecido hace ahora 8 años. El desconocimiento de lo acontecido por parte de la familia del joven bejarano ha suscitado que en el seno familiar esta herida nunca se haya cerrado.

En su día, en 2008, los vecinos de Béjar salieron a la calle para pedir que el caso no se cerrase, expresaron su deseo y de la familia de conocer el paradero del joven desaparecido.

En su día, hace ahora 10 años Béjar se echó a la calle, en una manifestación impulsada desde las asociaciones vecinales para solicitar la ayuda de las fuerzas de orden público y de la Policía, para que no cejasen en su empeño de buscar indicios y pistas que pudieran llegar a determinar el paradero y lo sucedido con José Luis Morante, que  las fuerzas sociales y la justicia no olvidasen al joven bejarano que hoy parece estar sólo en el recuerdo de sus familiares.

La familia muestra su pesar porque su reclamo de justicia no se vio satisfecho y porque nunca se consiguió determinar el paradero de su hermano e hijo, ni fueron definidos los culpables sobre los que debió recaer el peso de la ley.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV