CiudadanosXBejar acusa de ocultismo a Alejo Riñones en la gestión de la Covatilla

El partido acusa al alcalde de no disponer con suficiente antelación del personal y los medios adecuados para la producción de nieve en la estación de esquí. Otas estaciones han abierto, mientras que la Covatilla no puede.

produccion de nieve artificial con cañones en la covatilla


El partido político, conocedor de los entresijos de la gestión de la estación de esquí, ha hecho público un comunicado en el que acusa al alcalde de ocultimso y de ofrecer una respuesta hipócrita relacionada con la gestión y la seguridad en la estación de esquí. 

Ante el ocultismo en la gestión de La Covatilla y la respuesta hipócrita a la preocupante falta de recursos frente a la hipotética necesidad de evacuación, este partido denuncia que quien ha de responder a la ciudad y comarca por la no apertura al público de la estación de esquí es su máximo responsable como director autonombrado, D. Alejo Riñones, quien no ha considerado oportuno disponer, con suficiente antelación  y en la medida necesaria, del personal y los medios adecuados para la producción de nieve, habiendo subcontratado este año dicha tarea a una empresa externa, con lo que, a diferencia de las temporadas anteriores, no se han podido aprovechar todos los días y horas con condiciones adecuadas para la producción de nieve.

Que esto es así, lo demuestra el hecho de que otras estaciones, en las que también ha llovido y se han registrado similares temperaturas y porcentajes de humedad relativa, como La Pinilla, Navacerrada o la portuguesa Serra da Estrela, si han podido abrir algunas pistas a pesar de que sus condiciones para producir nieve, principalmente por una menor altura, son menos favorables que la Sierra de Béjar. De igual modo es notorio comprobar cómo se ha mantenido la nieve producida en algunas zonas de debutantes, con lo que se comprueba que, si se hubieran utilizado correctamente todos los medios disponibles durante todos los periodos de tiempo con condiciones favorables, se podrían haber abierto las tres pistas de debutantes, tal y como se aprecia en las fotos que corresponden a temporadas anteriores en las que, sin haberse producido nevadas, se pudo fabricar nieve suficiente para ponerlas en servicio. Esto habría permitido que la estación funcionara con todos sus departamentos abiertos, cafetería, alquiler, escuela de esquí, etc.; con gran parte de los trabajadores dados de alta y con clientes para los hoteles, casas rurales y establecimientos de la zona, que están viendo con desesperación cómo se han perdido ya casi dos meses de la temporada.

Respecto a la contestación en el sentido de que el simulacro de evacuación se realiza una vez que la estación comienza a funcionar, no hace más que demostrar la temeridad del Sr. Riñones, como director-gestor de la estación de esquí, quien será, si se produce alguna incidencia (Dios quiera que no ocurra ningún accidente) el máximo y único responsable. Para mejor comprensión de los ciudadanos de Béjar es preciso indicar que la Ley y el Reglamento obligan a la estación de esquí a aprobar un Plan Integral de Autoprotección, de edificios y remontes, que cada año tiene que actualizar presentando un protocolo de actuación en el que se acredite el personal cualificado asignado con nombres y apellidos y el nombramiento de un jefe ejecutivo, con suficientes conocimientos y experiencia, quien, en caso de evacuación, será la máxima autoridad, al margen de los cuerpos y fuerzas de seguridad que pudieran ser llamados a colaborar. La Covatilla cuenta, para ello, con material de evacuación y salvamento (aunque el Ayuntamiento de Béjar aún no lo ha adquirido ni pagado, porque estos elementos no estaban incluidos en los lotes de liquidación de Gecobesa). El protocolo exige, además, que se acredite mediante simulacros previos a la apertura de la estación no sólo que la evacuación se puede, y se sabe, hacer; sino que se puede llevar a cabo en un plazo inferior a hora y media, con sanciones muy graves a partir de tres horas.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV