La PDBB denuncia el parón en la rehabilitación de El Bosque de Béjar

Para la Plataforma por la defensa de El Bosque de Béjar se incumple el Plan Director en las obras de la Casa del Bosquero y califica de incomprensible parón en las mismas.



Las obras que se realizan en la Casa del Bosquero no cumplen todas las especificaciones contenidas en el Plan Director de 2000, documento redactado como referencia esencial para las intervenciones en este valioso BIC-Jardín Histórico, pero que a día de hoy están paradas. Desde la Plataforma se pide a los promotores de dichas obras que las reanuden cuanto antes ajustándose a lo indicado en un Plan de obligado cumplimiento que siguen ignorando olímpicamente.

El pasado 27 de julio, tres miembros de la Plataforma consultaron en dependencias municipales los dos proyectos de obra correspondientes a las intervenciones más recientes, todavía en ejecución: la presa o azud de captación en la Garganta del Oso, destinada a dar solución –¿definitiva?– al abastecimiento de agua de El Bosque, y la reconstrucción de cubiertas y fachadas de la Casa del Bosquero.

Tras un rápido vistazo a los proyectos y en términos generales, ambas intervenciones se apreciaron como correctas, incluso con un tratamiento sensible del entorno, la tipología y los materiales en el caso del azud, condiciones que después han resultado negativas o, en todo caso, insuficientes para la conservación del hábitat fluvial. Sin embargo, también se pudo observar el parcial incumplimiento del Plan Director en la obra de la Casa del Bosquero, a la que, según el proyecto, se ha decidido dotar de una extraña “acera de hormigón pulido” delimitada por un bordillo de lo mismo, como si de un edificio urbano se tratara. Aparte de las consideraciones estéticas y de lo inadecuado de tal pegote artificioso, lo cierto es que la acera no sólo no consta entre las intervenciones recogidas en el Plan Director para este inmueble, sino que va en contra de la solución adoptada en el mismo contra los problemas de humedad en su cimentación y muros. En concreto, en este documento se detectan problemas de estanqueidad de suelo y cerramientos (PD, Vol. III, s/p) y, en consecuencia, aparte de la adecuada recogida y evacuación de las aguas pluviales, se establece la dotación de un sistema de “Drenaje y desecación de bases de muros exteriores mediante canalizaciones enterradas de tubos porosos o cámaras de ventilación, arquetas de recogida y acometida a red o canalización natural” (PD, Vol. V, pp. 119). Es decir, se procura dar salida a la humedad del subsuelo en vez de impedir su evaporación con una capa no porosa (que sería el efecto de la acera hormigonada), algo que sin duda causará mayores filtraciones a través de los muros de la casa por capilaridad: justamente el daño que el Plan pretende evitar.

Pero no es este el único perjuicio causado sobre la vieja casa de oficios de El Bosque, pues se ha sustituido parte de la carpintería de madera de sus ventanas por otra de madera alóctona (sapeli, de origen africano), cuando nada de ello se indica en el Plan Director y va en contra del material tradicional empleado en la zona de Béjar. Es más, en el Plan se hace referencia a la “Reparación y apertura de huecos de fachada y rejerías” en dicho edificio (PD, Vol. V, pp. 119) y, por tanto, nada sobre su sustitución por materiales cutres como los que han puesto, y también se establece un tratamiento general de las carpinterías de madera existentes, con especificaciones muy precisas sobre tratamiento, uso, conservación y mantenimiento regular (PD, Vol. V, pp. 215 y PD, Vol. V, pp. 215).

Además, en el pórtico se han sustituido las piezas de cantería de granito que servían de apoyo a los postes de madera, labradas por medios tradicionales de cantería y en perfecto uso (como se puede apreciar en la FOTO 1) por otras del mismo material, pero labradas por medios mecánicos, con efecto detonante y evidente pérdida de autenticidad.

Finalmente, se ha constatado la interrupción de las obras sin que las autoridades hayan informado sobre la causa, mientras se publicita una nueva intervención en las cubiertas del resto de edificios sobre cuyo proyecto ya se pronunció esta Plataforma.

En definitiva, desde la Administración se incumplen prescripciones muy claras y razonables que deberían guiar toda intervención en El Bosque. Como no puede ser de otra forma, exigimos el mayor celo en el cumplimiento del Plan Director por parte de las administraciones públicas propietarias, tanto en las obras ahora interrumpidas como en las de próxima ejecución y, por supuesto, en otras venideras, sobre las que estaremos siempre atentos en beneficio de este Bien singular.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV