Un grupo de voluntarios crea ACAR y el primer registro de ayuda a los Refugiados. VIDEO

La  Asociación Ciudadana de Ayuda al Refugiado (ACAR), nace del sentir de un grupo de ciudadanos y la “necesidad de ayudar a seres humanos, de manera directa coordinada y efectiva”. 




Los refugiados apenas suponen un 5% de la población de Europa y la gente de Europa ha demostrado que somos capaces de acogerlos y que ellos son nuestro futuro, en una sociedad sin apenas natalidad ellos serán nuestros amigos y nuestros compañeros.


Con su actividad la organización trata de ayudar e “invitar” a las autoridades y gobiernos a acoger a más refugiados, coordinar todas las iniciativas existentes y conseguir la mayor eficacia de los recursos, para que la ayuda llegue del que quiere darla al que la necesita desesperadamente.

Esta es la razón por la que surge la  Asociación Ciudadana de Ayuda al Refugiado (ACAR) con el fin de conseguir que se acoja en España en las mejores condiciones al mayor número posible de personas.

Somos una Asociación apolítica que no hace discriminación de raza ni de religión,  de la gente para la gente. Queremos ayudar de manera directa, coordinada y efectiva  para que la ayuda llegue de manera transparente y sin intermediarios.

Y nuestra primera iniciativa ha sido crear un Registro de Ayuda a Refugiados en el que pueden inscribirse las personas que quieren colaborar acogiendo a refugiados, con enseres, trabajo voluntario o simplemente apoyar nuestra causa. 

Las personas interesadas en participar pueden encontrarnos en las siguientes direcciones web:
http://www.acarefugiados.org/
https://www.facebook.com/groups/440058789511028/?fref=ts

“Todo el mundo tiene algo que dar desde su casa a una sonrisa y hemos visto que casi todo el mundo quiere que le ayuden a poder darlo. Es una gran responsabilidad ayudar lo más y lo mejor posible. Para eso estamos aqui en  ACAR abiertos a tod@s para conseguir salvar a miles de niños y miles de vidas.”

“Ante la necesidad de ayudar a seres humanos como nosotros que sufren y que podríamos ser nosotros, cree primero un foro en Internet que pronto se vio desbordado por miles de ofrecimientos de casas para albergar a refugiados y de todo tipo de ayuda”.

“Me sentí responsable de gestionar toda la buena voluntad de tantos miles de personas buenas y junto con muchas personas valiosas  más que han unido su trabajo voluntario y sus capacidades vimos que podíamos ofrecer una ayuda de los ciudadanos para otros ciudadanos sin esperar a gobiernos u organizaciones”, asegura Eugenia Rico, presidenta de ACAR



DIRECTO EL CORREO

El Correo TV