El Ágora de El Cerro concluye el Verano Cultural con un recital de poesía

Luis Felipe Comendador, Manolo Chinato y Juan Navidad recitaron sus propios poemas ante un nutrido grupo de espectadores.




El evento “Hoy más que nunca urge la poesía” marcó el final del Verano Cultural 2015 en El Cerro y el inicio de otra forma de trabajar y de entender la cultura en este pueblo.

Los organizadores realizaron y un análisis muy positivo del evento:


Esta época tan singular que nos toca vivir es de cambios dramáticos por su intensidad y profundidad. Sufrimos el asalto y destrucción a los avances y derechos sociales que con gran esfuerzo se conquistaron en décadas pasadas. También la aparición de respuestas alternativas de modelos colectivos de resistencia creativa de formas más participativas y activas, es un despertar de la entidad social cargada de razón, sentido y conciencia.

Necesitamos de forma urgente la poesía para inundar esa brecha social creada por los poderosos y que germine la esperanza. Urge la poesía, no solamente por su estética, no perseguimos bonitas palabras que rimen o cielos azules y amorosas princesas.

Lo que nos urge es la rebeldía, el asco por el conformismo de Chinato y su desnudez en la misma sangre.
También necesitamos la forma de construir sobre la nada para no copiar o descubrir claves en personajes literarios como hace Comendador y cuando nos dice:
"...y no intentes huir, porque no es oportuno".

También urge la palabra que alienta y empuja de forma irreverente las fronteras, tan de moda hoy, llegará esa palabra ácida y cálida al mismo tiempo de Juan Navidad, perpetuo viajero de ninguna tierra y de todas.

Por último, el Cerro acude al Ágora, que no 4ª es la 5ª disculpar el despiste,  con la ilusión de que cada encuentro trae algo nuevo y con el reconocimiento del  valor de los artistas, pues éstos no vienen a llenar el tiempo o a entretener, como os decía, tratan de hacer pensar, reflexionar. Indagan el origen del dolor, del miedo, del placer y del amor, descubrir sin piedad qué somos y por qué nos necesitamos, urge más que nunca la poesía.
Gilberto Soria Dinamizador del Ágora

LUIS FELIPE COMENDADOR

Ce soir, J'ai le coeur mal - Esta tarde tengo el corazón mal
Hace tiempo que sólo hablo en pasado,
que apenas soy capaz de atisbar un ahora
triste,
tristísimo...
y, solo, me refugio en los recuerdos
como queriendo encontrarme
en un calor de antes
que ya es frío.
Lloro a veces
y no sé por qué lloro,
quizás para intentar
buscarme en la humedad de mis mejillas.
La soledad es dura compañera
en tardes como ésta,
tardes en que la muerte
sería el mejor láudano.
Siento latir mi piel
de cartón piedra.
Défaire et refaire ses tresses - Deshacer y rehacer sus trenzas
Existo en tu cabello
y me deshago en él como incendiado.
Tiene entonces sentido la batalla,
tiene sentido el vivo azul Chagall
que cruza el ojo,
las doce en el reloj,
la música, el ocaso...
¡El ocaso!
Quiero hablarte de todo el tiempo,
de las horas anudado a tu nuca
con las manos trenzadas,
del terror que los días
supuraban en mis ojos de espejo.
Quiero hablarte del vello
que erizabas mirándolo,
de los hijos perdidos
ahogados en las sábanas
que no sabían nadar.
Quiero hablarte del raro sinsentido
que es amarte hasta desamarte.
También te odié,
y eso es amor.

MANOLO CHINATO


AMA, AMA, Y AMA

Quisiera que mi voz fuera tan fuerte
que a veces retumbaran las montañas
y escucharais las mentes social adormecidas
las palabras de amor de mi garganta.
Vivís en una noche sin estrellas,
andáis un mismo camino cuan orugas,
y os vais dejando pudrir en las entrañas
los caminos de libertad de vuestra alma.
Hay que dejar el camino social alquitranado
porque el se nos quedan pegadas las pezuñas.
Hay que volar libre al sol y al viento
repartiendo el amor que tengas dentro.
De pequeño me impusieron las costumbres,
me educaron para hombres adinerado,
pero ahora prefiero ser un indio
que un importante abogado.
Abrid las mentes y los brazos y repartiros,
que sólo os enseñaron el odio y la avaricia
y, yo quiero que todos como hermanos,
compartamos amores, lágrimas y sonrisas.
¡Ama, ama y ama y ensancha el alma!

JUAN NAVIDAD


En la noche abarco….

En la noche
abarco con mis brazos
esa cama incompleta.
Siniestra, falta de luz,
me humilla la ventana.
Ya no tengo nuevos complejos,
nuevos sinos anodinos;
sólo espacio en un mundo
que me ha concedido
cansancio y simetría
con un sol que ya no arrastra.
Me siento
tan desarraigado
que noto mis recuerdos
olvidando;
sé que tengo un cuerpo
tiritando
y, si fuerzas,
no sonrío
ni a mi espejo.
A Mí La Vida Me Lleva..
Estar eternamente anclado
al horizonte
bajo el canto tórrido
de sirenas tartamudas.
Lápidas que me marcan
cuelgan de mis dedos,
y me asustan
sin motivos obvios,
el sino me arranca los latidos
que a veces creí
que no eran míos.
Pero ven.
Atrápame con brazos
estos hombros quebradizos,
hartos de arriba y abajo
como jinetes desbocados.
De un caballo de brújula imposible

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV