La Plataforma por la defensa de El Bosque denuncia la falta de agua en el BIC

La plataforma reconoce el trabajo del ayuntamiento por la realización de obras en el azud y en la regadera, de forma que ahora llega agua hasta los Praos Pizarros, pero "se evapora" a partir de ahí, de forma que al Bosque no llega una gota.



La de arena es que podría dar la impresión, seguramente errónea, de que esas obras se han hecho para aportar agua a los prados privados y ni una gota a El Bosque.  La PDBB recuerda al alcalde  que, como representante del pueblo de Béjar, propietario a su vez de 2/3 de El Bosque le corresponde la obligación de hacer efectivo el derecho ancestral de que ese agua llegue a El Bosque.

La  PDBB hizo público ya hace meses la necesidad de garantizar el abastecimiento de agua a El Bosque durante el verano y el otoño de 2015. Eso requería la intervención del Ayuntamiento de Béjar en tres líneas diferentes:


• Consolidar el azud
• Limpiar la regadera
• Vigilar el agua que llegue a EB.


En los dos últimos meses se ha podido constatar la realización de actuaciones municipales para la restauración provisional del azud(salvajemente destruido en enero de 2015, sin que se haya realizado investigación alguna para determinar su autoría), así como la limpieza y consolidación de la regadera de El Bosque, desde el azud hasta su punto de salida de salida a camino público en los Prados Pizarros. Nuestra más sincera felicitación al Ayuntamiento por esas actuaciones tendentes a segurar el abastecimiento de agua a El Bosque.

La limpieza de la regadera desde el último punto citado hasta su entrada en el Parque Forestal de Monte Mario, es inexcusable, y debe realizarse con la mayor urgencia, antes de que llegue el período de aguas bajas. La PDBB recuerda la vigilancia que debe ejercer el ayuntamiento para que el agua del azud llegue a El Bosque por medio de la  limpieza del cauce y vigilancia de las aguas.

Los pasados días 28 y 29 de junio, en los Prados Pizarros había una cantidad razonable de agua, que llegaba muy mermada a la carretera de Candelario a Navacarros y se agotaba antes de alcanzar la parte alta del Parque Forestal de Monte Mario. Esto ha venido ocurriendo con frecuencia durante todo el mes de junio. Aún admitiendo que alguno de los prados en ese recorrido pudiese tener un derecho de acueducto hasta el 15 de agosto, éste no podría ir más allá de la mitad del caudal. El detraer más es simplemente un expolio contra un valor esencial protegido, como es el agua en el BIC El Bosque.

No es de recibo que los dineros gastados este año en la regadera solo sirvan para que propietarios privados lleven más agua que nunca a sus prados mientras que a El Bosque no llega ni una gota.

Sirvan este escrito y el plano y las fotografías que se acompañan como una denuncia formal del expolio y de que el Ayuntamiento está haciendo una dejación de sus funciones de mantenimiento y vigilancia. Exigimos, en consecuencia, que el Ayuntamiento acabe de limpiar la regadera y que la vigile de ahora en adelante para evitar las sustracciones de agua, así como que denunciando judicialmente a quienes fuesen autores de esas sustracciones.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV