El ayuntamiento de San Bartolomé de Béjar denuncia una obra autorizada por el mismo horas antes.

La alcaldesa de San Bartolomé de Béjar recurre a la Guardia Civil para paralizar una obra para la que los propietarios aseguran contar con la preceptiva licencia sellada por el ayuntamiento horas antes. La obra corresponde a la reconstrucción de un muro derruido deliberadamente por autores “desconocidos” hecho que fue denunciado ante la Guardia Civil.

Vecinos de la localidad de San Bartolomé de Béjar, perteneciente al alfoz bejarano, han dado a conocer  el derrumbe de un muro de entrada a  un corral, sin que se conozca a los autores del mismo. El muro, en calle las Eras y de 6 metros de largo por más de 2 de alto, daba entrada a un corral y protegía además una pila de agua y un pozo, como así se hace constar en la denuncia cursada ante la Benemérita.

Tras lo sucedido y obtener la preceptiva licencia municipal, los propietarios decidieron acometer los trabajos de reconstrucción del muro, encargados a una empresa.

Los vecinos afectados se muestran muy molestos con la intención de la alcaldesa de impedir los trabajos de reconstrucción. En este sentido han hecho constar la intención de la edil de derruir de nuevo el muro aduciendo que se trata de “Vía pública”, Aseguran encontrarse ante una “dictadura”.  

La alcaldesa, según la denuncia pública de los afectados, hizo que se personara la Guardia Civil. Los representantes del orden pudieron comprobar que se había cursado la licencia municipal para la realización de los trabajos.  La obra descrita, ya concluida, tiene consideración de obra menor cuenta con los requisitos exigibles, tal y como se recoge en el documento licencia sellado en el consistorio de la localidad. Esta es la razón por la que los vecinos afectados no comprenden la actitud de la alcaldesa, a la que en declaraciones a El Correo de Béjar, tildan de “prepotente y encontrarse bajo una dictadura”.

La vecina también asegura que la alcaldesa la obliga a cumplir una normativa municipal de obras relativa a los tejados que no se niega a cumplir, pero no entiende que la incumplen hasta en otros 5 tejados del municipio y que no se les obligue a cumplirla como a ella, lo que sostiene la discriminación denunciada en el pueblo con respecto a quien solicite permisos o pague impuestos. 

Tras las pasadas elecciones municipales, la alcaldesa perdió la mayoría pero gobierna gracias al apoyo del concejal Popular.

No es la primera vez que se dan situaciones parecidas en San Bartolomé de Béjar, lo que incluso ha originado que el Procurador del Común ya haya indicado al ayuntamiento que ha emitido normativas nulas de pleno derecho, como la ordenanza del agua.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV