Montero asegura que Alejo Riñones miente sobre el balance de la Covatilla

El que fuera responsable de la gestora de la estación de esquí ha hecho público un comunicado por medio del partido Ciudadanos X Béjar y Comarca en el que ofrece los datos económicos de la estación bajo su gestión.



Francisco Montero asegura que el resultado de explotación de la estación de esquí esta temporada ha sido uno de los peores en los últimos años. El empresario y ex - gestor de la Covatilla asegura que Alejo Riñones “hace el ridículo, poniendo de manifiesto su ignorancia, mala fe y su voluntad de engañar y confundir a la opinión pública, saltándose a la torera, además, la ley electoral al hacer declaraciones de autobombo”.


COMUNICADO INTEGRO

¿De qué presume Alejo, si el resultado de explotación de la estación de esquí esta temporada ha sido uno de los peores en los últimos años? Es patético comprobar cómo Alejo Riñones ha vuelto a hacer el ridículo, poniendo de manifiesto su ignorancia, mala fe y su voluntad de engañar y confundir a la opinión pública, saltándose a la torera, además, la ley electoral al hacer declaraciones de “autobombo”, como alcalde y desde el salón de plenos, una vez convocadas las elecciones hace dos semanas y arropado por parte de su equipo de gobierno, cuando desde el día 31 de marzo se prohíbe cualquier acto organizado, directa o indirectamente por los poderes públicos que contenga alusiones a las realizaciones o a los logros obtenidos. Esto es así porque el “beneficio” que el Sr. Riñones ha anunciado tras la gestión municipal de la estación de esquí no deja de ser más que un resultado discreto, incluso malo, si tenemos en cuenta las excelentes condiciones meteorológicas de esta temporada (con un 92% de días de apertura) en comparación con los resultados de explotación conseguidos por Gecobesa en años anteriores; en los que consta, con datos auditados, un resultado de explotación de hasta 1.853.142’05 euros en la temporada 2008-2009, tal y como se refleja en el siguiente cuadro

2012-2013 2011-2012 2010-2011 2009-2010 2008-2009 2009-2010
Ingesos de explotación
1.513.901’91 1.440.581’57 3.027.212’00 2.678’052'26 3.552.148’68 2.311.555’98
Gastos de explotación
1.303.538’58 1.350.616’69 1.526.638’32 1.630.788’89 1.699.006’63 1.332.650’15
Resultado 210.363’33 89.964’88 1.500.573’68 1.047.263’37 1.853.142’05 978.905’83


Miente Don Alejo cuando afirma que la empresa concesionaria no aportaba los balances, miente pues el Sr. Riñones como vicepresidente de Gecobesa conocía y firmaba conmigo las cuentas que se auditaban todos los años y que son públicas. Hace trampa Alejo Riñones cuando anuncia “beneficios”, teniendo sólo en cuenta los datos de explotación (ya que no se consideran ni amortizaciones, ni impuestos, ni gastos financieros, ni IVA, ni retenciones, etc...) y omite los gastos que se generan los otros siete meses de inactividad, como son: reparaciones, mantenimiento, vigilancia medio ambiental, etc..., y que la liquidez puede quedar reducida a 100.000.- €, y no los 624.000.- €. Además miente descaradamente cuando presume de que la gestión municipal ha sido más rentable que la de Gecobesa, porque las cifras demuestran que no es así, ni mucho menos, como él mismo diría. Alejo, desde su ignorancia y desconocimiento financiero y contable, ha hecho la “cuenta de la vieja” y se cree que los demás somos tontos. Nos gustaría comprobar el resultado de una cuenta de Pérdidas y Ganancias de todo un ejercicio y no sólo de cuatro meses, en la que se consideren todos los datos contables, incluyendo los gastos que tendrá que afrontar el Ayuntamiento de Béjar, sumadas al coste de los terrenos.

La gestión de la estación de esquí esta temporada, se ha visto, además, muy mediatizada por la escasez de personal, diga lo que diga Alejo Riñones y sus “palmeros”. Los testimonios de clientes cabreados y las quejas publicadas así lo demuestran. Los hosteleros de Béjar y la comarca también tienen mucho que decir en este sentido. El número de horas extras y de días de descanso no disfrutados por parte de los trabajadores de la estación de esquí ha batido este año todos los records, ya que el empeño de Alejo Riñones era gastar lo menos posible a costa de lo que fuera. Al final esto le va a salir más caro que mantener la plantilla necesaria para ofrecer un buen servicio. Ahora resulta que quiere destacar como un mérito haber mantenido 30 puestos de trabajo menos que los habituales en anteriores temporadas, ¡qué se lo cuente a quienes se han quedado en el paro!. Podrían calificarle (a D. Alejo) como el peor de los empresarios, sin temor a equivocarnos, por parte de los trabajadores que, si tuvieran libertad, le llamarían explotador si no temieran no ser convocados en lo sucesivo (menos salarios y más horas).

Constatada la mentira y la desvergüenza de Alejo Riñones, sus declaraciones merecen la contestación indignada y el reproche de quien ha invertido más de 17.000.000 de euros para que el ayuntamiento pueda recibir una estación de esquí totalmente dotada, y con el activo añadido de una plantilla de personal formada, en un negocio consolidado con varios años de trayectoria y relaciones comerciales establecidas. Don Alejo no ha hecho más que subirse al carro y beneficiarse de la inercia de Gecobesa. Se ha aprovechado de las ventajas institucionales del ayuntamiento y ha utilizado todos los medios a su alcance que nunca quiso poner a disposición de la anterior empresa concesionaria. Se ha apropiado de unas obras y de una inversión, con el mayor de los descaros y dice estar orgulloso. Pues mire usted, Don Alejo, quien se apropia de lo que hace otro, lo que hace es robar, porque usted conocía, consentía y autorizaba las inversiones, tanto como alcalde, como vicepresidente de Gecobesa. También sabe que todos los beneficios de explotación se dedicaron a mejorar las instalaciones de La Covatilla, por tanto no caiga en el ridículo de preguntar dónde está el dinero, si se ha ganado tanto, ya lo hemos dicho y acreditado, todo se ha reinvertido en la estación. Ningún accionista ha recibido nada, ni siquiera el presidente, todo para hacer la estación que Alejo cree habernos robado, pero la película no ha terminado.

Los gestores de Gecobesa, y sus socios, nunca han recogido dinero ni beneficios, únicamente han puesto su dinero en varias ocasiones para que Béjar pudiera tener una estación de esquí. 160 profesionales y empresarios de Béjar se rascaron el bolsillo sin obtener nada a cambio y ahora, en vez de recibir el reconocimiento y la gratitud que se merecen, tienen que soportar el desprecio y la descalificación de Alejo Riñones que, con mala fe, les ha robado la estación de esquí, tras una calculada operación de acoso y derribo.

Esta estación de esquí que Alejo Riñones nos ha robado con mala fe, tras una calculada operación de acoso y derribo, ha sido construida con mis recursos propios y de los socios de Gecobesa, sin subvenciones, ni ayudas, además del dinero que los bancos prestaron con mi aval, también con la reinversión de los beneficios de explotación de todos los ejercicios, pues, en contra de las mentiras de Don Alejo, repito una vez más, siempre hubo beneficios de explotación. Pero eso lo oculta Alejo Riñones a sabiendas, pues durante todos los años en los que fue vicepresidente de Gecobesa firmó conmigo, las cuentas donde este dato se reflejaba.

Es necesario poner coto a la ignorancia o desfachatez del Sr. Riñones, que juega con los vecinos de Béjar con informaciones falseadas de las que nunca dejará ver las cuentas oficiales ni las facturas, porque él solo se basta, incluso al margen de la Ley. No puedo admitir que afirme que “llama la atención que sólo hayan obtenido beneficios en la estación de esquí el Administrador Concursal hace dos temporadas (aclaramos que la gestión fue de Gecobesa, que el Administrador sólo supervisó) y el Ayuntamiento este año”, porque ya hemos visto que no es cierto. Falta a la verdad y miente deliberadamente con ánimo de ofender y ganar votos a las puertas de las elecciones. Oculta sin embargo que, bajo su gobierno, la ciudad de Béjar ha perdido población, mantiene uno de los más elevados índices de paro, los jóvenes tienen como única salida la emigración, se despilfarra el dinero público en monumentos y obras improductivas y la corrupción y el amiguismo campan a sus anchas. Don Alejo tiene varios juicios pendientes y hay fundadas sospechas de financiación irregular en su partido en campañas electorales para anteriores elecciones municipales (Béjar en concreto).

También resulta irrisorio que Don Alejo presuma de cobrar sólo 400 euros al mes, ¿se cree que nos chupamos el dedo? ¿Por qué no dice lo que cobra como diputado provincial delegado de Presidencia? ¿O cuánto cobra de prejubilado? ¿O cuánto se ha metido en el bolsillo durante sus muchos años de Procurador en Cortes? ¿Cuántas fincas tiene? ¿Cuál es su patrimonio? Que lo ponga de manifiesto, porque lleva muchos años viviendo del dinero de los impuestos de todos los ciudadanos. A lo mejor nos llevamos con él una sorpresa parecida a la que nos han dado Bárcenas y Rato.

Todos los años Gecobesa auditaba sus cuentas y las presentaba públicamente. Propongo que el ayuntamiento haga lo mismo, para que la verdad resplandezca, porque, mientras tanto y a la vista de la trayectoria de ocultación y falta de transparencia de Don Alejo, pongo en duda que los datos que ha hecho públicos sean ciertos, aún cuando siguen siendo inferiores a los conseguidos por Gecobesa en la mayor parte de las temporadas.

Mientras tanto, los bejaranos tienen que saber que, si Gecobesa ha acabado en liquidación, no ha sido por la mala gestión, sino por culpa del ayuntamiento que nunca quiso reconocer las inversiones realizadas y consentidas para que la estación exista (¿o acaso cuándo aprobaba la inversión en Gecobesa, lo hacía a titulo personal y no como Alcalde? o ¿cuándo en diciembre de 2005, nos dice que hagamos las mejoras que queramos, pero que sólo descontará el canon, como máximo?). Unas inversiones, que no solamente se negó a compensar el ayuntamiento sino que forzó el concurso de acreedores al requerir por vía ejecutiva y con carácter retroactivo el canon que se había venido compensando con creces, lo que condujo al concurso de acreedores. De todas maneras esta cuestión está pendiente de decisión judicial, ya veremos que ocurre cuando, al final, los tribunales pongan las cosas en su sitio. Muy posiblemente el ayuntamiento de Béjar tendrá que afrontar indemnizaciones millonarias. ¿Hará Don Alejo la cuenta de la vieja con los millones que tendrán que pagar todos los bejaranos? Pudo haberlo evitado, pero ni quiso ni aceptó llegar a ningún acuerdo. El final de esta historia está todavía por escribir.

Francisco Montero Moral

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV