CARTA ABIERTA A UN@ COMPAÑER@ / JL R. Celador

Estimad@ compañer@: 

Como ves, utilizo la tan socorrida arroba para dirigirme a ti, ya que puedes ser tanto hombre como mujer. En realidad, no estoy seguro de quién eres, porque sé que no todos pensáis lo mismo. También decirte que utilizo el término compañer@, aunque ya no estás en el Partido porque no me sale llamarte excompañer@. Tal vez algún día tenga que hacerlo, pero hoy no me sale, porque te sigo sintiendo compañer@. Espero que nada de lo que aquí pueda decirte te moleste. No debería de ser así, porque cualquier cosa que hoy pueda decir antes lo hemos hablado cara a cara. Mi postura ha sido siempre la misma. Pero si eso sucediera, te pido disculpas por anticipado. 

Todos sabemos lo que ha ocurrido, y ya sabes que, personalmente, creo que en este asunto todo el mundo tiene parte de razón. No voy a defender ni a atacar a Ana Muñoz de la Peña. Lo que pienso sobre eso lo sabes tú y lo sabe Ana, y a nadie más interesa. Si acordarme de Concha Pérez Escanilla. Estoy seguro que su inteligencia le ayudará a superar lo que ella de ninguna manera ha buscado.

El motivo de dirigirme a ti mediante esta carta abierta es porque creo que los ciudadanos también merecen saber. Sabes que entiendo tu indignación al ver que en la lista de candidatos a las Cortes de Castilla y León va una compañera que no fue la más votada en nuestra Agrupación, pero también creo que los bejaranos deben de saber que esa persona fue respaldada en un buen número de agrupaciones (10 de las 20 que hay en la provincia). Y todos sabemos que los candidatos representan a la provincia, y no a ninguna agrupación en concreto. Comparto tu contrariedad cuando dices que en la mayoría de agrupaciones no se votó, como en la nuestra, y que la decisión no se tomó el mismo día. Pero también es cierto que eso fue una decisión de cada agrupación y que, por votación o por asentimiento, apoyaron a quienes consideraron conveniente. Comparto tu cabreo cuando sabes que al final hubo intervención desde Valladolid, pero también los ciudadanos deben de saber que la explicación que dan desde allí es que el candidato tiene derecho a opinar sobre su equipo. 
Por supuesto que comparto, y eso lo sabes sin duda, tu empeño en que en nuestro partido sea más valorada la opinión de la militancia. A muerte con aquello de “un militante, un voto”. Por eso estoy orgulloso de que el Secretario General y el Autonómico hayan sido elegidos mediante ese sistema, puro y duro. Y sé que hay mucho camino por andar, entre otras cosas, que hay que modificar la forma de elección de los candidatos a Parlamentos Autonómicos. Y en esa lucha pienso seguir. Pero desde dentro. Defiendo y defenderé, como tú hasta ahora, la democracia interna en el Partido. Y por encima de todo, defenderé a Béjar, igual que tú. Pero permíteme decirte, otra vez, que el hecho de que propusieras como solución el que nuestro candidato fuera el número 5 de la lista no cuadra muy bien con ese propósito. Preferir que, en la práctica, no fuera nadie de Béjar con tal de que no fuera Ana no me parece razonable, ni cuadra con la democracia interna ni con la defensa de los ciudadanos. Así te lo dije en su día y así te lo repito hoy. 

Querid@ compañer@, entiendo muchos de tus argumentos, incluso he llegado a entender, y eso sí que me ha costado, el hecho de que a los cuatro días de dejar el partido te integraras en una nueva candidatura. He hecho un esfuerzo por admitir, y lo hago porque tú me aseguras que es así, que no se trata de algo premeditado. Aunque te he dicho, y aquí lo repito, que, si hubieras querido hacer daño a propósito, no te hubiera salido mejor la jugada. 

En fin, compañer@, quiero que sepas que lamento profundamente todo lo que ha ocurrido, y que puedo entender, aunque no todas las comparta, muchas de las razones que argumentas para tomar el camino que has tomado. 

Pero hay cosas que no entiendo, y te lo tengo que decir. No entiendo que el Secretario General de  la Agrupación y candidato a las municipales no dimitiera ante la Asamblea que lo eligió y ante los compañeros que lo designaron. No entiendo que prefiriera hacerlo en una rueda de prensa. No entiendo lo absolutamente desproporcionado, a mi juicio, de la postura adoptada, que ha puesto en peligro de muerte a una Agrupación con 113 años de historia.
Y, sobre todo, no entiendo, ni comparto ni puedo admitir el que para justificar tu postura, hables día a día de dignidad, honorabilidad y otras grandes palabras, contraponiéndolo con los que hemos decidido seguir en la brecha. 

No sólo no lo pongo en duda, sino que afirmo y reafirmo tu honorabilidad y tu dignidad. Toda la dignidad del mundo, pero eso sí, compañer@, ni un ápice más de honorabilidad y dignidad que la que tenemos los más de 60 militantes que quedamos en la Agrupación. 
¡¡¡Salud, compañer@!!!

José Luis Rodríguez Celador

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV