Alejo Riñones Responde a los “insultos y falsedades” de Francisco Montero respecto a la Covatilla

El alcalde ha hecho público un comunicado en las que se siente insultado y acusa al que fuera gestor de la Covatilla de falsedades relativas a la gestión de la Covatilla.



Frente al dato contrastado  y justificado  de la buena campaña de la estación de esquí de la Covatilla hay dos posturas:

La de las personas normales que se alegran por el éxito de algo que tiene que ver con todos y que afecta directamente a la economía de la ciudad.
Y la de las personas  que, resentidas por su fracaso o por la envidia,  niegan la realidad, insultan y  mienten. Este el es caso del Sr. Montero.

En efecto, con los mismos parámetros del cuadro que adjunta en su comunicado el Sr. Montero, es decir ingresos de explotación,  menos gastos de explotación, el resultado del periodo 18 de Diciembre 2014 a 10 de Abril de  2015 es  positivo en  624.110,27 €  .

  Con ello puede afirmarse sin ningún rubor que la gestión ha sido más rentable que la de GECOBESA.

Como no podía ser de otra manera, cuando se cierre el ejercicio, se aprobarán y publicarán las cuentas del mismo y será entonces cuando los ciudadanos podrán pronunciarse sobre ellas.  La buena noticia, que tan poco gusta al Sr. Montero, es que la campaña ha sido positiva, muy positiva.

E igualmente muy positiva ha sido la respuesta de los usuarios,  que han podido disfrutar de la estación con todas las ventajas de la misma, especialmente el buen trato del personal que trabaja en ella. Han sido innumerables los elogios recibidos tanto por haber puesto en marcha la estación, pese a las dificultades existentes y las que ha intentado crear el  Sr. Montero, como por haber mantenido, e incluso superado, el nivel que tenía anteriormente.

Ahora  habrá que dejar las cosas claras:

- D. Francisco Montero ha sido administrador de GECOBESA  y por tanto el responsable de una mala gestión, que llevó a la sociedad a la declaración de concurso de acreedores y posterior liquidación, es decir, que ha llevado a la sociedad a la quiebra. Y como administrador,  es él el que tiene que responder ante los socios de GECOBESA, esos empresarios y  profesionales  que aportaron  y perdieron su  dinero y su dedicación, a los que se refiere el Sr. Montero en  su nota. ¿Les ha dado explicaciones el Sr. Montero de los cuantiosos préstamos concertados por GECOBESA que dejaron de pagarse? ¿Les ha dado explicaciones de los sueldos del personal de alta dirección? ¿No será éste el auténtico robo de la estación de esquí  y no la oportuna  intervención del Ayuntamiento que ha posibilitado su continuidad?

- Cuando convino a los intereses personales del Sr. Montero, decidió presentar una demanda como copropietario de parte del suelo donde se asienta la estación, solicitando que se declarara resuelto el contrato de arrendamiento en virtud del cual  el AYUNTAMIENTO DE BEJAR  tenía  derecho al uso del mismo. Y por tener tal derecho había concedido la explotación de la estación a GECOBESA. La resolución de ese contrato implicaría que si el Ayuntamiento no tenía derecho al uso, tendría que anular la concesión a GECOBESA  e indemnizarla. Y eso era lo que buscaba el SR. Montero: Cerrar la estación por imposibilidad de mantener  la concesión y recibir una cuantiosa indemnización.

Pero gracias a nuestro esfuerzo le salió mal su jugada, ya que  el Ayuntamiento adquirió el suelo, con lo que podía cumplir las obligaciones derivadas de la concesión a GECOBESA y evitar la indemnización. Y especialmente mantener abierta la estación de esquí de La Covatilla.

Sin embargo  la quiebra de GECOBESA  ha provocado que sea el Ayuntamiento directamente quien  preste el servicio de la estación de esquí, como hemos visto, con gran éxito.

Como secuela de ese fracaso  personal y social del Sr. Montero, se  apunta ahora al carro de la crítica política sin fundamento, hablando de amiguismo y corrupción sin base ni prueba alguna. Cree el ladrón…

Finalmente debo indicar que estoy plenamente satisfecho de mi trabajo en el Ayuntamiento, especialmente en unos momentos de grave crisis social y económica, en los que he dedicado todo mi esfuerzo a mitigar en lo posible el problema del desempleo. He tratado de conseguir y he conseguido inversiones para la ciudad de todo tipo, también las  que afectan  al buen vivir y a su imagen. (No olvidemos que el turismo es una de sus fuentes de ingreso)

Frente a las insinuaciones sobre  mis rendimientos o mi patrimonio, tengo la tranquilidad de vivir de mis recursos y no de los impuestos de los ciudadanos, como dice el Sr. Montero. Y la conciencia plenamente tranquila porque si de algo estoy orgulloso es de haber podido dedicar todo mi tiempo y todo mi esfuerzo  a esta ciudad.


Alejo Riñones Rico
Alcalde de Béjar

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV