Un concejal de La Hoya, Gregorio Maillo, reitera las denuncias de discriminación para trabajar en la Covatilla

El ayuntamiento contesta que la condición no era estar empadronado en Béjar, sino estar domiciliado en Béjar, lo que confirmaría la discriminación denunciada.



Ante la contestación recibida en el Ayuntamiento de La Hoya, dirigida al Alcalde, tras haber manifestado su queja, como concejal, de que no se había dado la posibilidad de que fueran seleccionadas para los puestos de la cafetería y la cocina de La Covatilla a los empadronados en el municipio de La Hoya, ha hecho público un comunicado en el que reitera las denuncias e discriminación geográfica por parte el ayuntamiento de Béjar a la hora de contratar empleados para la Covatilla.

El ayuntamiento contesta que la condición no era estar empadronado en Béjar, sino estar domiciliado en Béjar, lo que resulta ser una confirmación de que los residentes en el municipio de La Hoya, empadronados o no, quedaban excluidos de poder acceder a un puesto de trabajo público en su propio término municipal. Por lo que la protesta del concejal y queja no sólo se mantiene sino que se refuerza y sigo demandando explicaciones que justifiquen esta discriminación.

Se argumenta que había más de 90 posibles candidatos en Béjar y que, al considerar que eran muchos, no hacían falta más. En este caso, se debe cuestionar si lo procedente no hubiera sido comenzar a buscar candidatos en lugar donde está situado el centro de trabajo, que es La Hoya y después, si fuera necesario, por cercanía ampliar el ámbito de búsqueda a otros municipios, siendo, en tal y como manifiesta el edil de la localidad de La Hoya opinión, lo más justo que pudieran haber optado al puesto todos los profesionales en paro de la hostelería inscritos en la oficina de Béjar.

Al margen de las razones expuestas, que afectan a todos los profesionales de hostelería en paro de la comarca, "en mi caso personal tengo que añadir que soy nacido en Béjar, residente en Béjar. Donde pago mis impuestos y donde he desarrollado una larga trayectoria como profesional y empresario de hostelería y donde, entre otras actividades, concebí y construí el primer chiringuito de El Regajo, que gestioné durante quince años y que luego pasó al patrimonio municipal" defiende Gregorio Maillo.

"Por todo esto, no se puede afirmar sin faltar a la verdad que me dijeran, cuando fui a protestar por no haber sido convocado a la prueba de selección, que la condición era tener domicilio en Béjar y no estar empadronado, porque si así me lo hubieran dicho, tanto la funcionaria que me atendió (Mari Angeles) como el propio Sr. Alcalde, les habría demostrado que sí soy residente, por lo que esta justificación hace que sea aún más injusto todavía el hecho de que no me hayan permitido participar en la selección y demuestra que hay razones de tipo personal que lo han impedido", añade Maillo.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV