La AMPA María Díaz dice No al sistema de comida "línea fría" en el comedor escolar

La dirección del centro informó el pasado jueves, para sorpresa de los asistentes, de la sustitución del actual sistema de comida cocinada "in situ" por comida "refrigerada" traída dos veces por semana desde Palencia.



El pasado jueves, 16 de octubre, tuvo lugar en el CEIP María  Díaz de Béjar una reunión convocada urgentemente por la dirección del centro de los padres y madres de los alumnos usuarios del comedor escolar. En dicha reunión la dirección informaba, para sorpresa de los asistentes, de  la previsible implantación del sistema de comida "línea fría" en el comedor escolar a partir del 1 de noviembre.

En dicha reunión estuvo presente una nutricionista contratada por el grupo Clece, la concesionaria que pretende sustituir la comida cocinada “in situ” por comida “refrigerada“. La nutricionista informó a los asistentes de las condiciones sanitarias de dicho “Catering” y de otros asuntos relacionados con el proceso que comenzaría en Venta de Baños, Palencia, con la elaboración, pasaría por Valladolid para su distribución y sería transportada hasta Béjar dos veces por semana.

La totalidad de los asistentes se mostraron en rotundo descuerdo con la sustitución de la actual comida cocinada en el centro por la "línea fría" y así se lo ha hecho saber a la dirección del centro y a la Administración educativa competente.

Para ello el AMPA esgrime argumentos como los siguientes:

1. Que la idiosincrasia de este centro es diferente a la de los demás centros (es un centro comarcal, de necesidades especiales, con más de 100 usuarios del comedor, etc.) y se caracteriza, como se destaca en su página web y así ha sido desde el comienzo del centro, por ser “el único colegio en la ciudad de Béjar que cuenta con un comedor con cocina propia”, es decir, “la comida se elabora en el propio colegio, con los ingredientes más frescos y los platos se sirven siempre recién preparados. Ofrecemos a los alumnos la mejor cocina casera preparada por nuestras experimentadas cocineras”.

2. Que estando contentos y satisfechos con la comida preparada in situ no entienden la necesidad de cambiar de modalidad cuando es la misma empresa Clece la que distribuye la comida.

3. Que estando ya comenzado el curso, todos los padres que dieran de baja a sus hijos del comedor por rechazar este tipo de comida, no tendrían la opción de cambiarlos de centro educativo ni podrían beneficiarse del transporte escolar ni de las actividades extraescolares.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV