Los Carruseles de Alejo se hunden en Hispano Textil

CxByC. Quizá algunos se sorprendan porque comencemos felicitando al Sr. Alcalde. Así es, confesamos nuestra fascinación ante la increíble habilidad de D. Alejo para sacar el dinero de unos bolsillos y meterlo en otros. Sr. Riñones, permítanos darle la enhorabuena por la manera en que consigue que los ciudadanos y empresarios humildes cada vez tengamos menos (dejando incluso a algunos en la calle) mientras encuentra la manera de pagar las obligaciones de los ricos y poderosos, con el dinero que le proporcionan los impuestos de los pobres; y, no sólo eso, sino que les mejora y revaloriza su patrimonio, además de perdonarles sus incumplimientos, faltas e infracciones. Hay que reconocer que es usted toda una estrella de la pista. Por mucho menos Pedro Pacheco va a pasar cinco años en la cárcel. Como comentan algunos en la Corredera, “Alejo es un artista” ¿podrá mantener el circo si, por esas cosas de la vida, es condenado por prevaricación o malversación de caudales públicos?



El miércoles 9 de julio se firmó un acuerdo con el Banco Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria (que ha engañado con las preferentes) que se vende, por el Ayuntamiento de Béjar, como “ventajoso”, para el uso, por un año, de los terrenos de Hispano Textil a cambio de que el ayuntamiento proceda al vallado perimetral, limpieza, desbroce y desescombro del mismo (lo que a otros bejaranos se les exige con requerimientos y amenaza de multa), así como mantenerlo en condiciones durante el tiempo de cesión y correr con los gastos para  los suministros de agua, electricidad y cualquier otro derivado del uso de la parcela cedida. Cuando el periodo de cesión termine, el banco podrá vender el solar, ya acondicionado, a precio de oro.

Ciertamente este es un acuerdo ventajoso, mucho más, es un acuerdo ventajosísimo, pero no para el ayuntamiento, sino para el banco propietario de los terrenos. Porque se le exonera de las obligaciones que la ley impone a los propietarios de toda clase de terrenos y construcciones, que deben mantenerlos en las debidas condiciones de seguridad, salubridad y ornato, así como llevar a cabo las medidas tendentes a la conservación de dichas condiciones, manteniendo el solar limpio y desbrozado para evitar riesgos de incendio. Durante muchos años estos solares e instalaciones han sido pasto de los ladrones e indigentes, siendo totalmente arrasados; sin que el ayuntamiento, estando obligado, haya actuado. Todo lo cual ha ocasionado un evidente perjuicio para los acreedores de Hispano Textil, principalmente sus ex-trabajadores, a los que desde hace lustros se les adeudan salarios.

Nada de eso parece importarle al ayuntamiento de Alejo Riñones, que le perdona todo a los banqueros, sin considerar siquiera que es justo que se les pague a los ex-trabajadores antes de llegar a cualquier tipo de acuerdo. Nos gustaría saber cuanto dinero se ha gastado el ayuntamiento en hacer lo que desde hace tiempo tendrían que haber hecho los del banco. Un dinero que hemos pagado todos los bejaranos, como si no tuvieran suficiente con los intereses y comisiones que cobran a sus clientes o las cantidades que se han embolsado de manera presuntamente fraudulenta, como es el caso de las preferentes, clausulas suelo y otros activos que se llaman tóxicos.

Alejo Riñones, un verdadero virtuoso a la hora de beneficiar a los poderosos en detrimento de los ciudadanos de a pie, les ha limpiado y adecuado el solar a los banqueros, con la correspondiente revalorización, utilizando el dinero de todos y sin mover ni un solo dedo para que los trabajadores de Hispano Textil  cobren. Algo similar a lo ocurrido con los propietarios del inmueble en ruinas de la calle del Pino, o con el desorbitado precio pagado con dinero público por la finca de la Covatilla, sin el preceptivo informe de valoración.

Pero nadie es perfecto y aunque Alejo Riñones sea un habilísimo valedor de los caciques, no lo es tanto a la hora de organizar y planificar las actuaciones municipales. Durante muchos meses ha venido justificando y respaldando el “negocio” que les ha proporcionado a los banqueros, con las presumibles “ventajas” que obtendría la ciudad al utilizar las antiguas instalaciones de Hispano Textil para ubicar allí las ferias y otros eventos. Después de gastar allí un montón de dinero, resulta que, una semana antes de instalar los carruseles, los feriantes le dicen que el lugar no reúne las debidas condiciones de seguridad y que, como mucho, se podrán poner allí algunos “hinchables” para los niños, si no se los comen los lobos.

¿No hay nadie en el ayuntamiento que le asesore al respecto? ¿Cómo es posible que se movilicen máquinas y trabajadores, realizando costosas obras e instalaciones, sin que los técnicos tengan claro cual puede ser el resultado? ¿A quién le tenemos que pedir cuentas los ciudadanos por este despropósito? ¿Dónde han estado los partidos políticos con representación municipal que han permitido que esto suceda sin poner ninguna pega, ni pedir ninguna explicación? ¿Acaso se han convertido en mamporreros del poder?

Así nos va. Béjar se hunde, como se hundirían los carruseles en el barro de Hispano Textil, y casi nadie hace o dice nada. CidadanosxBéjar puso el dedo en la llaga el pasado 19 de agosto en nuestro programa de radio, cuando dijimos que la decisión del ayuntamiento de llevar las ferias a los solares de Hispano Textil era una decisión precipitada y poco meditada que, en nuestra opinión, tenía muchos riesgos que no se habían medido adecuadamente. Nos preguntábamos entonces: ¿Cuánto nos va a costar todo esto? Y vaticinábamos que, a lo mejor, los ciudadanos les podríamos estar pagando a los propietarios de esos terrenos las obras de limpieza, adecuación y cerramiento, a las que la Ley les obliga, y luego la cesión no sería útil. Ahora vemos que nuestros temores se han confirmado.

Por consiguiente, reiteramos hoy nuestra pregunta, ¿Cuánto nos va a costar todo esto? Y, desde ya, pedimos que se revoque el acuerdo suscrito con el banco, ya que no es posible utilizar esos terrenos para lo que se pretendía; que se les devuelvan y se les cobren las actuaciones realizadas. Y luego, si el banco quiere lavar su imagen ante todos sus clientes de Béjar, que los termine de adecuar y los ponga a disposición de la ciudad para lo que haga falta. Desde hace mucho tiempo los bejaranos les hemos proporcionado jugosos beneficios, mientras eran Caja de Ahorros, y, ahora que son banco, lo que corresponde en justicia es que lo reviertan a los ciudadanos y no que se lo embolsen como dividendos. Todos sabemos que ni Alejo Riñones, ni su concejal liberado de obras son empleados del banco, por que, si no, podría pensarse que actúan como comisionistas.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV