La virgen de la Fuente Santa recaudó 2.495€ para su ermita

Después de que las nubes descargaran una fina lluvia Medinilla celebró su día grande en la intimidad, pero con intensidad y esencia. Muchos hijos del pueblo tuvieron que regresar a su lugar de trabajo después de un intenso y alegre fin de semana, pero la belleza de esta fiesta en su santuario es una sensación inexplicable entre la belleza de los castaños que en nada desmerece a ”su hija”.
A las 12 de la mañana salía en procesión desde la iglesia hasta su ermita a poco más de un kilómetro de la villa acompañada por el párroco, Julio Díaz y el sacerdote hijo del pueblo y párroco de Trujillo (Cáceres), José Conde, acompañados de los cofrades con sus respectivas varas y el resto de vecinos de Medinilla y de la Comarca.
Tras una emotiva celebración religiosa donde el párroco, cuyo padre, Ángel Díaz, familia de Los Carreteros, estuvo presente. Este era su primer año que como párroco oficial de Medinilla que pudo celebrar la fiesta de Fuente Santa tras haber pasado por las parroquias de Madrigal de las Altas Torres, Villafranca de la Sierra, La Aldehuela y actualmente regenta las parroquias que unen Navamorisca con Neila de San Miguel a su paso por Medinilla, el pueblo de su padre donde desde pequeño le inculcaron la devoción por la imagen de La Fuente Santa y que nunca pudo celebrar con su familia a la sombra de los castaños cada 8 de septiembre.
El acto dentro de la ermita se cerró con el canto del ramo, en otro tiempo protagonizado por los jóvenes y que por la despoblación de la localidad se ha perdido y que lo mismo que los quintos lo hacen en San Julián, a primeros de febreros, no estaría de más que los jóvenes lo recuperaran por seguir la tradición como los amantes del santuario están haciendo por devolverle el esplendor que en su día tuvo.
Una procesión con la imagen bajo un cielo espectacular de los primeros días de septiembre, el ramo, portado por un vecino, la música y la cesta petitoria por la corredera de la plaza de toros más antigua de la comarca Bejarana, ya que aunque su existencia puede ser del siglo XIV, que una excavación arqueológica puede datar correctamente, los primeros datos de la celebración de toros constan de 1685, cuando piden permiso al Duque de Béjar para celebrar corridas con motivo de las fiestas de la Fuente Santa de la que el escritor galo, Alejandro Dumas, incluye en una de sus novelas cortas. Precisamente la Cofradía está a la espera de poder contar con fondos suficientes para realizar la excavación arqueológica y la restauración de la misma con sus talanqueras de granito.
Tras el recorrido se procedió a la subasta de los banzos o piernas de la Virgen por parte de Luis Conde, farmacéutico de Fresno Alhándiga e hijo del pueblo, quien tuvo palabras de agradecimiento por la presencia de los vecinos y otros de la comarca que se acercaron hasta el santuario. 1.250 euros se consiguieron de los 4 banzos de otras tantas familias y en la cesta otros 1.245 euros. Mañana volverán a subastarse en el momento de la bajada de nuevo a la iglesia de la imagen que descansará durante todo el año junto a San Julián, cazador y hospitalero en un punto importantísimo del camino de Santiago que une Gredos con la ruta
de la Plata a través de Santibáñez de Béjar y que la A.C “De Santiago a San Juan” con sede en Santibáñez de Béjar y que interactúa en ambas provincias, Ávila y Salamanca.
El Santuario cuenta en su altar mayor la concha de Santiago acogiendo a los peregrinos que descansaban en la Casa del Santero que ha sido restaurada por la Cofradía de la Virgen de la Fuente Santa.
El Santuario que cuenta con dos cuadros exvotos ha incorporado otro del año 2005 sobre el incendio que asoló parte del término municipal y que se acercó hasta las casas del pueblo.
La fiesta continúa mañana, 9 de septiembre con las celebraciones religiosas presididas por el párroco de Trujillo e hijo de Medinilla, José Conde.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV