La covatilla empieza a sufrir los primeros actos de pillaje. CxByC, el partido vinculado a GECOBESA culpa al gobierno local y advierte que no se abrirá este invierno

La estación empieza a sufrir los primeros actos de pillaje, al no contar con la vigilancia y control que ejercían los adjudicatarios, GECOBESA, que ya no está en la estación de esquí.  "La apertura de la estación de esquí en la próxima temporada, peligra por la ineficacia, desidia y falta de criterio del Ayuntamiento de Béjar".





Desde CxByC califican de inauditas declaraciones del alcalde de Béjar y aseguran que sólo quiere echar balones fuera. Se refieren a las declaraciones en las que el alcalde dijo que está esperando a que Gecobesa se liquide para actuar, CiudadanosxBéjar ha salido al paso de estas declaraciones y advierte de su intención de "echar balones fuera y escurrir el bulto". Si la estación de esquí no se abre la próxima temporada, la responsabilidad será del alcalde, según CxByC.

Al entrar Gecobesa en liquidación, la concesión ha quedado extinguida “ipso iure” y por esta razón, el pasado día 1 de julio (con un documento dirigido al Juzgado de lo Mercantil y al Ayuntamiento de Béjar) éste fue requerido para abrir el expediente de resolución del contrato con Gecobesa por parte del Administrador Concursal, ahora Liquidador, que, desde aquel instante, puso a disposición del ayuntamiento las instalaciones propias de la concesión para que a la mayor brevedad procediera a su toma de posesión.

CxByC sospecha que el alcalde espera deliberadamente para que cuando sea tarde echarle las culpas a otros. Le acusan de "falta de responsabilidad y diligencia"

Desde que el ayuntamiento fue requerido para que se hiciera cargo de la situación, las vacas han invadido La Covatilla y se comienzan a producir actos vandálicos y de rapiña en unas instalaciones que permanecen sin custodia ni vigilancia. No sólo eso, la posible apertura de la estación de esquí requiere que se lleven a cabo labores de mantenimiento y puesta a punto que ahora nadie está realizando.

GECOBESA, desde hace más de un año, ha venido proponiendo acuerdos al Alcalde,  para prevenir la posibilidad de que la apertura de la estación de esquí estuviera en peligro, a los que Riñones no hizo ni caso, dando la impresión de que su única obsesión era machacar a Gecobesa. "Bueno, pues ya la ha machacado, y ahora es él quien tiene que hacerse responsable de todo",destacanen uncomunicado hecho público por CXByC.

Hace varios meses, cuando Gecobesa apuraba las últimas posibilidades de supervivencia, se intentó desde la empresa que el ayuntamiento adoptara las medidas necesarias para evitar lo que está pasando. Más tarde cuando se optó por la liquidación inmediata, para dejar la vía libre a fin de que hubiera tiempo suficiente para no perjudicar a la ciudad y la comarca alargando innecesariamente su agonía, el Sr. Riñones tuvo conocimiento directo de la situación, porque se reunió con el abogado de Gecobesa y el Presidente de la Diputación en Salamanca, como el mismo desveló en el Pleno Municipal. Desde entonces tampoco ha hecho nada.

Los intentos para que Caja Duero cargue con el muerto y se haga cargo de la gestión son una muestra más del patético despiste de D. Alejo. Los bejaranos deben saber que los responsables del banco CEISS, antes Caja Duero, le han dejado claro que no van a hacerse cargo de la estación de esquí, porque la concesión ya no existe y, por lo tanto ni puede ejecutarse ni traspasarse. Al margen de que los responsables del banco tienen claro que la explotación de una estación de esquí es siempre inasumible por deficitaria y mucho más en las condiciones en las que la ha recibido Gecobesa, que ha realizado una inversión de 17 millones de euros sin recibir ningún tipo de ayuda económica ni subvención por parte de las administraciones. A pesar de las mentiras que se empeñan en propalar los “voceros” de D. Alejo y las personas deshonestas que, sin prueba alguna, se empeñan en mantener que Gecobesa ha recibido subvenciones. Que lo demuestren, si son capaces, por que a nosotros nos consta, a la vista de las cuentas publicadas y auditadas de Gecobesa, que nunca recibió ni un céntimo de los fondos públicos.

La negativa por parte del banco CEISS para hacerse cargo de la estación de esquí también tiene mucho que ver con la incalificable actitud de un ayuntamiento que no reconoce las inversiones realizadas por la sociedad concesionaria y niega su compensación. No es de extrañar que no quieran negociar con un ayuntamiento que, como acostumbra a hacer con quien se confía y negocia con el, les quiere clavar un puñal en la espalda, como ha hecho con Gecobesa. Que diga la verdad y lo cuente todo.

Volvemos a preguntar ¿A qué está esperando el Sr. Alcalde? Tiene que resolver el contrato, como le han requerido hace dos semanas, y para ello hay que hacer cuentas. El ayuntamiento dice que Gecobesa le debe 600.000 euros del canon, Gecobesa no estaba de acuerdo y por eso le llevó a los tribunales, para que se decida en justicia lo que corresponde. ¿Se imaginan que, después de haberla arruinado, le dieran la razón a Gecobesa?  Desde la Asociación Española de Estaciones de Esquí, una vez conocida la noticia de la liquidación de Gecobesa, se nos ha hecho llegar su asombro por un hecho que no tiene precedentes, que un político haya permitido, incluso impulsado, la desaparición de una empresa que proporcionaba empleo e impulsaba el negocio turístico en toda su zona de influencia. Este hecho no quedara sin respuesta a nivel nacional.

Que le diga el Sr. Riñones a los ciudadanos de Béjar, que, según la Ley de contratos de las administraciones públicas (artículo 169), En los supuestos de resolución, la Administración abonará, en todo caso, al contratista el precio de las obras e instalaciones que, ejecutadas por éste, hayan de pasar a propiedad de aquélla.

Y empiecen a contar: pistas de esquí, sistemas de producción de nieve, depósitos de gas-oil, gasolina, gas, talleres, hangares y edificios, maquinaria, mobiliario, sistemas informáticos y de comunicación, equipos de esquí y maquinaria de reparación…, etcétera. Todo esto constituye, tal y como le ha puesto de manifiesto, de manera oficial, el Administrador Concursal, los bienes que no forman parte de la concesión y que son titularidad de la sociedad concursada concesionaria. Que vayan pensado cómo van a pagarlo, porque los acreedores quieren cobrar lo que se les debe y no se van a conformar con cuatro perras.

El Sr. Alcalde tiene un problema gordo. Todos los ciudadanos sabemos que se le ha avisado por activa y por pasiva y nunca ha hecho caso. No sabemos si le han aconsejado mal o no ha atendido a los consejos que le han dado, pero es el quien tiene que mover ficha, porque ya no va estar Gecobesa, ni el dinero de Francisco Montero, para abrirle la estación el próximo mes de diciembre.

Así que le pedimos que deje de jugar al despiste y se ponga de una vez por todas con los deberes, haciendo caso a las personas sensatas que le están diciendo que se siente a negociar para buscar soluciones. Porque como no se espabile, la estación, además de no abrir, quedará desmantelada y eso ya no tendrá remedio.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV