El PSOE de Béjar presenta una moción en el pleno ordinario de junio a favor de la alimentación infantil

El PSOE de Béjar presenta la siguiente moción:
Adoptar, de manera inmediata, un “Plan de Apoyo a la Alimentación Infantil" que tras identificar localmente el problema proceda a poner a disponer las medidas y recursos suficientes para garantizar que las familias
con menores a su cargo que se encuentren en situación precaria, tengan cubiertas sus necesidades básicas de alimentación, facilitando el acceso a una dieta equilibrada. Para ello pondremos todos los medios municipales con los que contamos a disposición del resto de las administraciones públicas y cooperaremos con las propias familias y las entidades que trabajan en este tema en nuestra ciudad en busca de la solución definitiva del problema.

Exposición de motivos:
La larga crisis económica que venimos padeciendo, y una política de recortes sociales y desmantelamiento de los servicios públicos básicos está provocando una separación injusta entre los ciudadanos más ricos que cada vez son más ricos y los ciudadanos pobres que cada vez son más numerosos y además más pobres. Así lo demuestran y certifican los informes de instituciones independientes españolas y europeas.
Por citar algunos ejemplos, citaremos la Encuesta de Condiciones de Vida correspondiente a 2013 que publica el Instituto Nacional de Estadística, que indica que uno de cada tres ciudadanos (el 27,3%) está en riesgo de pobreza o exclusión social. 
Las cifras de privación material severa, de baja intensidad de empleo de los hogares y de pobreza relativa también han empeorado.
Pero lo más grave de estos datos es que el riesgo de pobreza afecta sobre todo a los niños y niñas. Un reciente informe de la organización Save The Children cifraba en casi tres millones (2.826.549) las niñas y niños en situación de pobreza.
Desde el Observatorio Social de España señalan que nuestro país encabeza la lista entre los que más ha aumentado la pobreza infantil en los últimos años. En España el porcentaje de niños que viven en hogares con pobreza extrema ha crecido más de 4 puntos porcentuales desde que empezó la crisis, la cifra más alta de toda la UE, sólo por debajo de Rumanía y Bulgaria.
Los efectos de la pobreza infantil son altamente perjudiciales y se relacionan con problemas de salud en la edad adulta. El impacto de la mala nutrición o la falta de estímulos educativos en edades tempranas pueden tener consecuencias de difícil y costoso arreglo, comprometiendo no sólo el futuro de esos niños y niñas, sino el de todos, disminuyendo la capacidad económica y productiva del país.
Si bien existe una estrecha relación entre la situación de pobreza de los niños y el desempleo de sus padres o la pérdida de renta de éstos, las políticas públicas bien orientadas pueden hacer mucho por la infancia para contrarrestar los efectos de dichas situaciones de pobreza. Como destaca el último informe de la Oficina
de Investigación de UNICEF sobre bienestar infantil en países ricos, la experiencia acumulada y constatada dice que aquellos países que en situaciones de crisis hicieron mayor esfuerzo en medidas de apoyo a la infancia (proteger recursos educativos, sanitarios y sociales dirigidos a los niños y las familias) salieron más reforzados de las mismas.
La pobreza infantil se ha hecho más intensa, aumentando la distancia entre las rentas de los pobres y el umbral de la pobreza. Dicho de otras formas y tal como UNICEF Comité Español planteaba ya en 2012, cada vez hay más niños y niñas pobres y cada vez son más pobres. La propia Cruz Roja este mismo año 2014 ha señalado un aumento de 3.419 menores nuevos —el 5,8% más— que la entidad ha atendido este año y que elevan hasta 61.792 la cifra total de niños asistidos por la organización.
La falta de ingresos en los hogares por la profundidad de la crisis ya está provocando que muchas familias tengan que acabar recortando en necesidades básicas como la comida. El déficit alimentario afecta al desarrollo del menor, además de aumentar el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias y cardiovasculares, así como de las infecciones. La inseguridad del riesgo de pobreza tiene ya de por sí enormes consecuencias en el presente y en el potencial de desarrollo de los niños, sembrando un germen de desigualdad que irá presentándose en el futuro desarrollo hacia la vida adulta.
Los servicios de comedores escolares han permitido mitigar esta realidad durante el curso escolar, pero nos encontramos ante un final de curso incierto en el que esta necesidad pueda quedar desatendida al cerrar el centro escolar, y por tanto el servicio de comedor.
La situación en Béjar, a pesar de no tener los datos exactos, no dista mucho de esa realidad y bastaría, probablemente, el hacer una regla de tres para saber cuántos niños y niñas de nuestra ciudad y de nuestra comarca podrían encontrarse en esta situación. Hemos mantenido, desde el Grupo Socialista contactos con los Servicios sociales municipales, con el CEAS local y con Cáritas. Nos consta, por tanto, que ellos
están trabajando en la solución de este problema.
Somos conscientes de cómo el Partido Popular ha reaccionado ante esta problemática en otros municipios y en otras instancias superiores: que si es estigmatizar a los niños, que si es mala imagen para la ciudad o para la comunidad, que si ya hay otros servicios que pueden cubrir estas necesidades. La realidad, que es pertinaz, sigue mostrando que el problema sigue estando ahí y que todas esas posibles soluciones pueden ayudar a paliarlo, pero en ningún caso a resolverlo.
Nuestro Grupo quiere formular una propuesta que se eleve de la lucha política legítima, que sirva como punto de encuentro en un debate sereno pero que se comprometa a que con que haya un solo niño en esta situación no paremos hasta encontrarle la solución más eficiente.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV