El Ayuntamiento impide que Gecobesa use la estación en temporada estival

El ayuntamiento denegó el viernes la autorización al programa de actividades de verano que propuso GECOBESA, la gestora de la estación de esquí. El ayuntamiento señala que estas actividades no se encuentran recogidas en el objeto de la concesión y que el pliego de cláusulas económico-administrativas establece, además, que será causa de caducidad de la concesión la dedicación de las instalaciones a usos distintos a los autorizados.



Gecobesa ha hecho público su malestar con la decisión municipal y hadifundido un escrito que reproducimos a continuación.

ESCRITO DE GECOBESA
A la vista de estos argumentos, manifestamos nuestro total desacuerdo con la interpretación del pliego y del contrato en que se basa la denegación de la autorización, que se debe sustentar sobre un informe jurídico equivocado.



En primer lugar, no existe, ni en el pliego ni en el contrato, ningún uso concreto señalado en la concesión ni relación alguna de actividades autorizadas o no autorizadas.



Según el Pliego de Condiciones: “El objeto del contrato de concesión es la gestión indirecta del servicio público de gestión y mantenimiento del Centro Turístico “Sierra de Béjar” que contiene la estación de esquí “Sierra de Béjar- La Covatilla”, así como su ampliación o mejora de las instalaciones actuales si fuera necesario, para la mejora de la prestación del servicio”.



Siendo, por tanto,  el objeto del contrato de la concesión: "gestión, mantenimiento y explotación del Centro Turístico Sierra de Béjar", esto, evidentemente, conduce a considerar que cualquier actividad "turística" está comprendida en dicho objeto, siendo las actividades "no turísticas" las que quedarían fuera de de dicha consideración.



Pero es que, además, La propuesta que presentó esta sociedad para participar en el concurso de la adjudicación de la concesión del servicio (Se adjunta un extracto de la misma), que se incorpora como “anejo vinculante” al contrato, tal y como en el se especifica, incluye la realización de “actividades de verano”, puesto que, en dicha propuesta, se significa lo siguiente:



“Las actividades que propone Gecobesa van íntimamente ligadas a las mejoras cualitativas y cuantitativas del servicio que supone la ejecución del Plan Director. Pero significan algo más. Evidencian lo que será el programa de la empresa concesionaria para entroncar a la sociedad bejarana con la Sierra, tanto en verano como en invierno, pero también en primavera y otoño, con un intento de desestacionalización de la temporada”.



Las actividades propuestas, por tanto, no sólo no están prohibidas ni excluidas de la concesión, sino que fueron valoradas y puntuadas por la Mesa de Contratación con 12’50 puntos, tal y como se refleja en el Acta de Valoración de los Criterios de Adjudicación de la Gestión Indirecta, de fecha 25 de mayo de 2005 (copia de la cual se adjunta).



En el programa de actividades propuesto para acceder a la concesión, que se incluyó en la propuesta dentro del “SOBRE B”, se relacionan, entre otras, las siguientes:



5.2.- TEMPORADA ESTIVAL

5.2.1.- APERTURA DEL TELESILLA EN LOS MESES DE JULIO Y AGOSTO.



5.2.2.- CREACION DE LA ACTIVIDAD PASEOS POR LA SIERRA DE BEJAR.

Este producto contendrá la subida en la telesilla, un paseo por la Cardosa, un almuerzo/pic-nic en el monte y una explicación de la diversidad botánica de la sierra así como de su conformación geomorfológica. Durará alrededor de 2,30 horas. Se realizará diariamente en grupos nunca superiores a 20 personas.



5.2.3.- ACTIVIDADES DE DEPORTE AVENTURA.

Gecobesa propone la creación de una sociedad o el acuerdo permanente con alguna sociedad de las existentes en la comarca para incorporar actividades de turismo activo o de naturaleza dentro de sus servicios. Estas actividades se realizarían preferentemente en la Sierra de Béjar, pero no de manera exclusiva.



La misma sociedad o conjunto de sociedades se encargarían de organizar en el futuro pruebas deportivas, como triatlhón de invierno y de verano.



Las actividades de invierno y de verano tendrían su continuación en primavera y otoño. Es intención y contenido del Plan de Actividades de Gecobesa la desestacionalización de la temporada, lo que introducirá un valor añadido en la oferta de Béjar como mercado de destino turístico. El artífice de esta medida sería la construcción de un Centro de Interpretación de la Naturaleza, que contendría una exposición permanente de la flora, fauna y geomorfología de la Sierra de Béjar. Asimismo, durante los fines de semana de primavera y otoño se proyectarían vídeos sobre el Espacio Natural y de manera periódica se realizarían Jornadas y Conferencias sobre distintas cuestiones: floración de primavera, las especies autóctonas, las setas, etc. Igualmente, aprovechando la tradición iniciada el año pasado se firmaría un convenio con la Universidad de Salamanca para desarrollar en este espacio unos cursos anuales monográficos sobre aspectos relacionados con la nieve y los deportes de invierno: la influencia de las estaciones de esquí en la economía de un territorio; la innivación artificial; desarrollo sostenible y estaciones de esquí, etc.



Todavía más, en la propuesta se refleja incluido en el “SOBRE B”, referido a la “Proposición económica y referencias técnicas” en el apartado “a” donde se recogen las “Referencias Técnicas” y, dentro de ellas, las “Mejoras cualitativas del servicio gestionado” (que en el Acta que se adjunta fueron puntuadas con 12’5 puntos) entre otras, las siguientes:



b) Centro de ocio relacionado con la montaña, que tiene como objetivo dotarse de servicios para realizar su actividad en verano y desarrollar programas para la divulgación de los recursos de la sierra y practicar actividades relacionadas con el turismo-aventura. Así como ofrecer al público no-esquiador una alternativa atractiva para que pueda disfrutar de la nieve y la alta montaña.



c) Centro de Interpretación de la Naturaleza, con dos polos de atención: la Laguna Colmatada de la Covatilla y el área comprendida por el ENP de Candelario y el PN de la Sierra de Gredos y Guadarrama.



Está claro, por nuestra parte, que la voluntad de no autorizar el programa propuesto para desarrollar las actividades de verano, no se justifica ni se puede mantener y sólo puede corresponder a la voluntad de impedir que esta sociedad concesionaria pueda generar recursos y continuar con su actividad (de la misma manera que es injusta y arbitraria la obstinación en no reconocer las inversiones de Gecobesa, que fueron aprobadas y puntuadas por el Ayuntamiento como se comprueba en el Acta que se adjunta). Lo peor, en este caso, es que el perjuicio se extiende a todas las empresas hosteleras y turísticas de Béjar y la comarca, que se ven claramente perjudicadas por el hecho de que no se pueda llevar a cabo el programa de actividades que habíamos propuesto.



Es obvio, por consiguiente, que la decisión de no autorizar las actividades propuestas es injusta y arbitraria y presuntamente prevaricadora si se ha hecho, como suponemos, a sabiendas y con el claro objeto de perjudicar a la sociedad concesionaria. A la vista de todo ello, Gecobesa pone de manifiesto su cansancio y aburrimiento ante la recalcitrante actitud hostil del Ayuntamiento. Después de haberse dejado la piel, y un importante capital, en la construcción y adecuación de la estación de esquí, creemos que no nos merecemos este trato.



Hemos conocido, al hilo de esta cuestión, un comunicado del “Grupo de Gobierno del Partido Popular de Béjar” en el que sin indicar ni explicar los motivos de la denegación, (simplemente se alude a la posibilidad de proceder a la caducidad de la concesión en el supuesto de “dedicación de los servicios a usos distintos a los señalados en la concesión”; lo que, como hemos visto nada tiene que ver con el programa de actividades propuesto, que está perfectamente recogido en los documentos anejos al contrato de la misma)  se argumenta que “cualquier empresa de las que estuvieran interesadas en ese pliego, podrían reclamar al Ayuntamiento daños y Perjuicio por no respetarse el pliego de condiciones”. En este caso, estamos de acuerdo y estudiaremos esa posibilidad, la de reclamar daños y perjuicios, por que el Ayuntamiento, al no autorizar las actividades propuestas, no ha respetado ni el contrato, ni el pliego de condiciones. Sugerimos, además, que todas las empresas hosteleras y turísticas de la comarca que también se ven perjudicadas por la injusta y arbitraria medida, reclamen lo mismo al ayuntamiento.



Por todo ello, le pedimos a D. Alejo Riñones, que haga lo que crea más oportuno y que sea valiente y rescate la concesión de una vez por todas. O, si no, que se vaya, y que deje a quienes, incluso en su propio partido, quieran trabajar por el bien de Béjar y los bejaranos, sus empresas y su futuro, porque el balance de todos los años en que él ha estado al frente de los destinos de la ciudad no puede ser más desastroso.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV