La Organización Medioambiental Ecologistas ACUHO se suma a la Plataforma en Defensa de El Bosque de Béjar

“Ecologistas Acuho” decide formar parte de esta Plataforma por motivos de interés general, por coherencia con su apoyo a la misma causa desde los años noventa y por los singulares valores culturales y paisajísticos del BIC.

ACUHO. Como respuesta al llamamiento colectivo impulsado por el Grupo Cultural San Gil en defensa de la villa renacentista El Bosque de Béjar, “Ecologistas ACUHO” decide sumarse a la Plataforma que para este fin se constituye el próximo sábado 29 de marzo.

CUBIERTA DAÑADA DE EL PALACETE DE EL BOSQUE




Un apoyo de este tipo, dirigido a la conservación de un bien público de reconocido valor, no necesita de más razón que el compromiso social que cabe esperar en todo grupo organizado de ciudadanos, pero en el caso de “Ecologistas ACUHO” coinciden otros motivos relacionados con su trayectoria y ámbito de actuación. Desde mediados de los años noventa, nuestra asociación viene manteniendo una postura crítica frente a los desmanes contra esta villa suburbana cometidos o propiciados por particulares y administraciones y aportó o apoyó varias propuestas de uso y gestión de El Bosque y su Entorno ( publicadas en las Actas de las Jornadas de Estudio correspondientes ), además de participar en las diversas campañas promovidas por San Gil o ASAM en defensa del lugar, por lo que el acuerdo para integrarnos en la nueva Plataforma es un ejercicio de coherencia de lo más natural. Por otra parte, las particulares características de este Bien de Interés Cultural (BIC)-Jardín Histórico resultan de especial interés para una asociación ecologista, pues junto a sus componentes artificiales (Palacete y resto de edificios, aterrazamientos, fuentes y jardines) hay que considerar los componentes paisajísticos y naturales (praderas y bosque del que recibe su nombre), así como su inserción secular en el entorno, enriquecido desde los años treinta del siglo XX con las plantaciones experimentales del Parque Forestal de Montemario, sometido en estos días a talas abusivas de difícil justificación.

Un ejemplo de interés por el jardín y el paisaje tan temprano como El Bosque de Béjar, representativo de la ideología antiurbana propia del Renacimiento y de singular valor en el presente, debe ser defendido en su fragilidad por el conjunto de la ciudadanía, sobre todo cuando el día a día demuestra la incomprensión y el nulo interés de las administraciones, en concreto del Ayuntamiento de Béjar y la Junta de Castilla y León, sus propietarios actuales, quienes recibieron de la sociedad la responsabilidad de protegerlo, conservarlo y mantenerlo.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV