La Diputación paga 800.000 euros para que el ayuntamiento compre Terrenos de la Covatilla

El Ayuntamiento de Béjar abonará 800.000 euros a su actual propietario, Agustín Martín Pascual, y tendrá que pagar también una carga de otros 200.000 euros a un interés del 1%.El propietario adquirió los terrenos en subasta. Lo que un dia fueron prados para pasto ahora vale cerca de un millón de euros.


firma documentacion presidente diputacion  concejales ayuntamiento


El presidente de la Diputación de Salamanca vino a Béjar para  firmar el protocolo de colaboración entre la Diputación de Salamanca y el Ayuntamiento de Béjar para la regulación de una subvención concedida para la adquisición de la finca La Covatilla.

El presidente de la Diputación Provincial, Javier Iglesias y Alejo Riñones, Alcalde de Béjar, informaban que el Ayuntamiento de Béjar adquirirá la totalidad de los terrenos donde se encuentra la estación de esquí La Covatilla, con lo que el consistorio será titular de otras 216 hectáreas que se sumarán a las 150 que ya tenía en propiedad. El Ayuntamiento de Béjar abonará 800.000 euros a su actual propietario, Agustín Martín Pascual, y tendrá que pagar también una carga de otros 200.000 euros a un interés, muy bajo, del 1%.

Según explicaba Alejo Riñones el Ayuntamiento bejarano será propietario en su totalidad de los terrenos de la estación de esquí La Covatilla, una vez que un vecino de Candelario, Agustín Martín Pascual, se hizo con la totalidad de la finca número 70 del polígono 5 en subasta pública, un total de 216 hectáreas, por los que el Ayuntamiento sólo pudo pujar hasta 670.000 euros, y fue él, al final, Agustín Martín, quien se hizo con la propiedad al pagar 800.000 euros.

El nuevo propietario fue quien se puso en contacto con Alejo Riñones, el cual le ofrecería la finca por el mismo precio, 800.000 euros.

El Ayuntamiento de Béjar, gracias a la aportación que hace la Diputación de Salamanca con un total de 400.000 euros de subvención directa, más otros 250.000 euros con un tipo de interés del uno por ciento, como ya hemos indicado.

Javier Iglesias destacó el tesón, el gran trabajo y dedicación a Béjar de Alejo Riñones y quiso manifestar públicamente su apoyo a este proyecto por lo enriquecedor que supone no sólo para Béjar, sino para la Comarca y para la provincia de Salamanca. "Es un proyecto económico, social y deportivo por el que merece la pena apostar".

Por su parte Alejo Riñones definía a la Estación de Esquí como “la mayor empresa que se ha puesto en marcha en la provincia de Béjar en los últimos 100 años”, un proyecto que supone “el renacer de la estación de esquí” y que supone la creación de más de 1.200 puestos de trabajo.

El Alcalde de Béjar hizo un breve balance de lo ocurrido con los terrenos en estos primeros años de La Covatilla: "los propietarios de la finca denunciaron el contrato y la justicia les dio la razón, lo que dejó sin vigor los otros 15 años de derechos, de ahí que surgiese un problema con la empresa concesionaria, al tener un contrato por 25 años que no podría cumplirse. Esta situación llevó al Ayuntamiento a interesarse por hacerse con la titularidad de la finca, algo que no consiguió incluso después de que el pasado 23 de enero saliese a subasta".

Por lo cual el Ayuntamiento de Béjar acudió a la subasta para hacerse con los terrenos, aguantando la puja hasta el máximo permitido por ley 671.000 euros, pero Agustín Martín , uno de los 13 propietarios de antes,  subió la puja hasta los 800.000 euros y se quedó con los terrenos. Días más tardes se personaría el mismo en Béjar para iniciar las conversaciones para llegar a un acuerdo. El alcalde insistió en la necesidad para Béjar de contar con las hectáreas. Al final, el propietario ha accedido a la venta.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV