¿Dónde está el dinero que el gobierno de Riñones dijo que tenía para hacer las piscinas?

El equipo de gobierno, sólo con sus votos, acordó desierto el concurso para la realización de las obras de las piscinas. Por su parte los socialistas se preguntaron dónde ha ido a parar el dinero que desde el Partido Popular se dijo que se disponía para realizar las obras de las piscinas, afirmaciones que se realizaron ante medios de comunicación y en la Sala Capitular del Consistorio en el transcurso de las sesiones plenarias. 


pleno delmes de febrero de 2014


Para Miguel Flores, de IU, el gobierno de Riñones ha actuado “como Juan Palomo”, sin atender a los verdaderos intereses y necesidades de la ciudad, haciendo referencia a la alta tasa de desempleo,  que alcanza el 27% de la población el 50% del cual son jóvenes, que en muchos casos han tenido que marcharse de la ciudad.

Para los socialistas el Pleno alcanza la final de la pantomima. Hace 9 meses anunciaron  que el proyecto era inviable. A pesar de haber mostrado su apoyo, las piscinas no se han conseguido, tal y como vaticinaron desde la oposición. José Luis Rodríguez Celador preguntó que ¿dónde está el dinero que afirmaban tener para su construcción? Por su parte el alcalde, Alejo Riñones, aseguró que aún no se ha descartado del todo y añadió que lo habían intentado. El que fue buque insignia de la campaña del Partido Popular se ha quedado en nada. Las piscinas no serán construidas, aunque Riñones segura que todavía “existe alguna posibilidad”, pero  en ningún momento se refirió a hechos concretos que avalen estas afirmaciones.



PLAN DE URBANISMO
Las piscinas que no se harán no fueron el único punto del pleno del mes de febrero. Se aprobaba una vez más el Plan General de Ordenación Urbana aunque, aun no de forma definitiva, pues ahora se abre el periodo de alegaciones y hasta dentro de dos meses que sean resueltas el PGOU no será aprobado de forma definitiva.
Para Raquel González, concejala de Urbanismo, el plan que se aprueba no es el que se consensuó con los socialistas. Hizo especial hincapié en este punto para firmar la autoría de las modificaciones urbanísticas que vienen dictadas desde la Comisión Provincial y desde la propia Junta. Los socialistas, por su parte, se mostraron a favor, pues mantiene en esencia el plan que apoyaron. Tras la aprobación en el pleno del mes de febrero se abre un periodo de exposición en el que los ciudadanos podrán presentar alegaciones. En un período no superior a dos meses éstas podrían estar resueltas tal y como anunció Raquel González.
El plan fue aprobado con los votos del Partido Popular incluido el del concejal Raúl Hernández, que, la pasada legislatura, mantuvo una postura frontalmente contraria.


REGLAMENTO DEL CAMPO DE GOLF
El pleno del mes de febrero aprobó el reglamento del campo de golf.  José Luis Rodríguez celador, por los socialistas, anunció su voto en contra, pues el reglamento no permite el uso de las instalaciones si no estás federado, algo que no sucede con ningún otro deporte y ninguna otra instalación deportiva de titularidad municipal. Una persona puede jugar al baloncesto o a otro deporte puede practicar en instalaciones municipales sin estar federado, pero no sucede así con el golf en el campo de la Cerrallana, razón básica por la que votaron en contra. Por su parte Alejo Riñones asegura que el hecho de estar federado es únicamente por una cuestión de seguridad.


MOCIONES
En el Pleno se presentaron dos mociones una por parte del Partido Socialista y otra por Izquierda Unida. La de el PSOE, motivado por las últimas supresiones de algunos servicios de la línea de transporte Béjar, Guijuelo, Salamanca, insta a que el Ayuntamiento intervenga ante la Junta para que se establezca un programa de frecuencias que cubra las necesidades de los viajeros que viajan de forma regular en esta línea. La moción fue aprobada por unanimidad.

Por su parte IU presentó una moción contra la nueva normativa autonómica que regula la función de los ayuntamientos. Para Izquierda Unida significa el desmantelamiento de los ayuntamientos tal y como los conocemos, un ataque contra la autonomía de los consistorios. Por esta razón instaron, por medio de la moción, a que el Ayuntamiento apoye una iniciativa general para la que se requieren 1160 consistorios o más de 7 millones de ciudadanos y se declare la inconstitucionalidad de la norma. Alejo Riñones leyó la normativa por la que el Partido Popular había aprobado ésta y los socialistas apoyaron a Izquierda Unida. La moción fue desestimada con los votos del Partido Popular.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV