La Luminaria de San Antonio Abad de Puerto de Béjar se desarrolla en una noche fría y con lluvia

A. Álvarez Monteserín. Noche fría y con lluvia, que hubiese sido nieve no hace muchos años. Las "luminarias" en PUERTO DE BEJAR sacan a las gentes del calor de la estufa, la chimenea o los braseros, y más la noche de SAN ANTONIO ABAD.




Desde hace mucho tiempo (siglo XVII)  celebrar "las luminarias" es tradición ancestral en Puerto de Béjar. El fuego, quema lo malo, purifica lo bueno y engrandece al espíritu viendo la gran hoguera donde se retuercen las llamas con su incesante baile hacia la oscuridad de la noche.

Todos los lugareños terminamos, con esta tan arraigada tradición, el día de San Antonio Abad invitados por la Mayordoma de la Cofradía de San Antonio, este año Pilar Gómez (si..., Pili..., la de Ramón...), que nos anima con buenas perrunillas, vino y aguardiente.

No cesan de sonar los cohetes, que con gran entusiasmo lanzan los Cofrades, a la vez que se oye al tamborilero entonar alegres canciones.

Al consumirse la luminaria, los bares, las bodegas y las peñas se animan en torno a la típica mantelada que acompaña a la prueba del chorizo de la matanza y para que nadie se atragante se riega con buen vino
.



DIRECTO EL CORREO

El Correo TV