Ayuntamiento familiares y amigos lanzan una intensa campaña para ayudar a Diego, el niño bejarano enfermo de Cáncer que está siendo tratado en Madrid

La  concejala de Servicios Sociales, Mª Castañar Rodilla, y Rosa Torres Cosme, una amiga de la familia, presentaron la campaña organizada para ayudar a Diego.

Diego imagen del facebook de la pagina de la campaña de ayuda
Diego es un niño bejarano enfermo de cáncer. Está recibiendo tratamiento en Madrid. Por ello la familia se ha visto obligada a residir en la capital de España. Debido a la precariedad de su situación económica, y lo largo del tratamiento, los amigos y familiares han abierto una cuenta en la entidad Caja Duero – España para que se realicen los donativos, el número es: 2104 0017 99 9067426263
Los interesados pueden también visitar su página de Facebook: Ayudemos a Diego.
El ayuntamiento por su parte está organizando un gran evento junto con la concejalía de Deportes, dicho evento será el 11 de enero de 2014, en el que acudirá a Béjar deportistas de élite, en próximos días se presentará.

Rosa torres y CAstañar Rodill durante la presentacion de la campaña

TEXTO  EN PAGINA DE FACEBOOK DE LA CAMPAÑA AYUDEMOS A DIEGO
¡Hola! Tengo 4 años y me llamo Diego, aunque mi mamá me llama Campeón. 
Esto más que una historia es una aventura, todo es nuevo para mí y a la vez oscuro y frio, no hay día que no tema la llegada a un hospital. Todo empezó un día que me entró una calcomanía en una bolsa de chuches, era el cumpleaños de mami, eso no se me olvidará, y a ella tampoco. Mami me la puso con agua, molaba un montón, era del coyote, uno de mis dibujos preferidos. Al día siguiente cuando me levanté, el coyote no estaba y corrí donde mamá a contarle que la calcomanía se me había metido dentro. Ella reía por mi inocencia, pero pronto se daría cuenta de que no era una chiquillada. Ese mismo día, algo pasó que me hacía mucha gracia, la mano izquierda empezó a moverse sola, ¡era el Coyote! Cada pocas horas volvía a pasarme lo mismo y fui donde mamá a decirle que el Coyote no me dejaba dormir. Ya no era sólo la mano, sino el brazo y el hombro. No quería más a ese Coyote, quería que me dejara en paz ya, me hacía daño. Mamá y papá me llevaron corriendo al hospital, y ya todo cambió, aquel Coyote iba a robarme parte de mi niñez e inocencia. 
Dejé de conocer las risas y los buenos ratos, perdí la sonrisa y la luz de la mirada. Me llevaron a Madrid, y hasta ahora apenas he podido volver a casa con mi familia y amigos. He pasado por una operación, los médicos, que también son magos como yo, sacaron al coyote y me daban medicinas horribles que me hacían vomitar y que se me cayese el pelo. Mamá dice que estoy muy guapo pero a mí me da vergüenza. Tras interminables sesiones de quimio, ahora estoy con la radioterapia, tampoco me gusta, porque me tienen que poner una mascarilla para que me duerma todos los días. Ya solo me quedan 25 sesiones más y podré volver a casa. Mamá dice que ahora soy el Correcaminos, y como siempre en todas las series de dibujos, el Coyote nunca podrá con el Correcaminos. Tengo ganas de volver a casa y estar curado, poder ir al cole y que me hagan una fiesta. Ya queda menos, ¿verdad?

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV