Gecobesa anuncia la ruptura de negociaciones con el Ayuntamiento y la petición de responsabilidades administrativas

En un documento al que ha tenido acceso el Correo de Béjar, el presidente de Gecobesa, Francisco Montero Moral, anuncia la próxima ruptura de negociaciones con el Ayuntamiento. Será  justo en el momento en el que se publique una sentencia. Montero confía en la sentencia favorable que publicará la conclusión del litigio sobre la propiedad de los terrenos en los que se asientan las instalaciones de la estación de esquí. Gecobesa sostiene que éstos no son de titularidad municipal o que al menos el Ayuntamiento no está capacitado para ostentar dicha titularidad. El Ayuntamiento asegura que tiene derecho sobre esos terrenos por los acuerdos previos alcanzados con los propietarios y el presidente de Gecobesa confía ahora en que la justicia le retire al Consistorio estos derechos. Esto significaría el fin de la gestión sobre La Covatilla tal y como la conocemos. Los adjudicatarios, Gecobesa, pagan un canon al Consistorio por la utilización de las mismas. También se litigó sobre la cuantía de este canon. La empresa adjudicataria asegura que la inversión realizada por ellos en las instalaciones, supera con creces el mismo y demanda el cobro de una indemnización millonaria correspondiente a ésta. 
 
Francsco Montero Moral Presidente de GECOBESA



Francisco Montero Moral registró el 11 de octubre éste escrito con el que  posiblemente esté “poniendo la venda antes de la herida” que supondría la repercusión social que tenga la próxima publicación de esta sentencia. En todo caso pone de manifiesto las malas relaciones entre el Ayuntamiento y los adjudicatarios, GECOBESA.
El presidente de la gestora advierte que él personalmente solicitará la ejecución inmediata de la sentencia en cuanto ésta sea publicada y exigirá responsabilidades, en algunos casos administrativas, contra las posibles “falsedades en informes técnicos y jurídicos” por parte de “algún funcionario”.
Montero defiende que la concesión administrativa está “plagada de irregularidades” y se remite a sentencias habidas a partir de diversos procesos judiciales que se han seguido para solucionar discrepancias y disputas en relación con la situación de la misma.





ADMINISTRADOR ÚNICO
La pasada semana el boletin oficial del estado publicaba el nombramiento de Francisco Montero como administrador único. Los estatutos de la sociedad han sido modificados parcialmente y las decisiones ya no tendrán que pasar por el consejo de administración.

 DE PEDIR 50 AÑOS DE CONCESIÓN A LLEVAR EL CASO A LOS JUZGADOS
Y este es precisamente el quid de la cuestión. Primero Francisco Montero reclamó 50 años de adjudicación para con este tiempo poder obtener financiación bancaria. Los bancos no dan dinero con una concesión que acaba pronto, en cambio sí podría haberlo tenido con una larga concesión. Antes que los socialistas terminasen las gestiones para la posible ampliación de la adjudicación, GECOBESA inició en los juzgados el camino para determinar la titularidad de los terrenos sobre los que se han realizado las inversiones y sobre los que se asienta La Covatilla. Gecobesa pasó de esta forma, de pedir 50 años de concesión a no quererlos y demandar al ayuntamiento asegurando que no puede adjudicar su gestión por no ostentar la titularidad.
El presidente de GECOBESA es propietario de gran parte de los terrenos y el interés del presidente de la gestora de la Covatilla podría estar determinado por el intento de obtener el dinero procedente del “lucro cesante”. Esto es, que un juzgado determine la nulidad de la concesión administrativa y obtener la indemnización correspondiente por el “lucro cesante” y la inversión realizada.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV