Dulcimundo. El Servicio de apoyo a emprendedores de Premysa, colabora en la puesta en marcha de una nueva empresa


Sonia Repecho es el nombre de la emprendedora que, con una clara apuesta empresarial, optó por el autoempleo como el mejor método de acceso al mercado de trabajo. Puso en Marcha Dulcimundo una tienda de golosinas. Aunque no reniega de la palabra “kiosco” Sonia asegura que ella intenta ir más allá. No en vano el trabajo que desarrolla se encamina en esa dirección. Crea sus propios productos personalizados y se promociona para distribuirlos en eventos sociales (bodas, comuniones, cumpleaños, encuentros…). También realiza talleres de repostería creativa además de ofrecer una gran variedad de artículos relacionados con las golosinas.

Sonia repecho en su tienda, Dulcimundo

La emprendedora se muestra optimista desde que el pasado 3 de junio abriera Dulcimundo al público. Asegura conocer las dificultades de los comienzos, de ahí su esfuerzo  y creatividad para poder avanzar comercialmente. En este sentido Sonia organiza talleres de repostería creativa para niños y adultos, que tienen lugar en las dependencias de la tienda en la Calle Colón.
fachada de dulcimundo
Para Sonia, quien asegura su pasión por el trato con la gente “sobre todo con los niños”, su negocio es “un sueño hecho realidad”. Dulcimundo es el nombre  de un kiosco frecuentado por la emprendedora cuando era niña.

interior de la tienda, Dulcimundo 
El SAE de Fundación Premysa ha colaborado en la puesta en marcha de 152 empresas desde sus inicios. A lo largo del 2013 se han gestionado cerca de una treintena de altas de nuevos negocios y desde que se inició el trabajo en Fundación Premysa se ha asesorado a más de medio millar de emprendedores. (560 personas fueron atendidas por el Servicio de Apoyo a emprendedores de Fundación Premysa).

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV