El alcalde aparca indefinidamente el proyecto del museo textil por la actuación de "los vándalos"

A pesar que la prensa afín anunciara el verano pasado la apertura del museo y que incluso mostrara las imágenes del equipo de gobierno del PP  en las instalaciones. El proyecto parece haber sido aparcado definitivamente por el propio alcalde.

Alejo Riñones cifra en 3 millones de euros los destrozos del museo textil. El gabinete de prensa muncipal ha distribuido una información en la que Alejo Riñones "lamenta profundamente este hecho" y aparca indefinidamente el proyecto en el que se embarcó hace ya 16 años y que se ha llevado ya ingentes cantidades de dinero publico.

Desde el desmantelamiento de las antiguas instalaciones, en cuyo proyecto se invirtieron cantidades "anormalmente millonarias"  para la época, hasta la fecha, cuando el equipo de gobierno no encontraba modo y manera de poder poner en uso este proyecto millonario. Con la intervención de los "vandalos" se suspende este proyecto en el que se embarcó Riñones hace 16 años.

museo textil

NOTA DE GABINETE MUNICIPAL
El domingo el futuro Museo de la historia textil bejarana sufrió graves destrozos. Máquinas textiles, como cardadoras, hiladoras….., el laboratorio, cristales del suelo para ver el salto de agua y un largo etcétera de un gran valor histórico, todo ha sido dañado, según Alejo Riñones, Alcalde de Béjar, “lo han roto todo, lo han estropeado todo. Máquinas que teníamos con más de 100 años para exponer en la apertura del proyecto, acumuladas durante los últimos 16 años, y procedentes de donaciones realizadas por fábricas locales y de la comarca, así como cristales, y el laboratorio que provenía de El Navazo”.

Según Alejo Riñones “lamento profundamente este suceso que paraliza en seco esta la apertura del museo  de forma indefinida”. Un proyecto “en el que empezamos a trabajar ya hace 16 años y que costó mucho dinero, en la que, cuando ya estábamos cerca, ha pasado esto”.

El Alcalde se mostró muy disgustado y anunció que “ahora vamos a olvidarnos, por una larga temporada, del museo porque va a ser imposible poder recuperar el daño que unos bárbaros han hecho a la ciudad de Béjar, puesto que ya no hay empresarios que nos donen sus máquinas”, “el proyecto queda paralizado”.

Desde la Alcaldía se condena “rotundamente estos actos que los pagamos entre todos”, cuyas pérdidas “son incalculables. Hablar de 2 ó 3 millones de euros, nos quedaríamos muy cortos”. Y era una de las grandes apuestas por parte del consistorio para completar la oferta turística de Béjar.

Alejo Riñones indicó que el ataque ya sido muy virulento y quiere llamar la atención de las instituciones y las fuerzas de seguridad para poner fin a los problemas de orden público que tiene la ciudad en estos momentos, debido al aumento de la delincuencia. Por el momento, la policía está investigando los hechos.

16 AÑOS DE HISTORIA DEL MUSEO TEXTIL QUE NUNCA SE ABRIO

La entrega de las obras, el verano pasado fue el pretexto para promocionar le proyecto en el que el Alcalde se embarcó hace 16 años y que ahora no llegará a ningún lado.

Desde que aquel 9 de junio de 2003 se firmara el acta de replanteo para el comienzo de de las obras del Museo Textil ha pasado mas de una década. Una década dedicada a la tarea de crear  una institución, abrirla al público, así como adquirir, conservar, estudiar y exponer los objetos que mejor ilustren las actividades textiles. Tiempo atrás el gobierno de Riñones gastó ingentes cantidades de  dinero primero en adquirir y más tarde en derruir las antiguas dependencias de los Tintes Gilart, "limpiar de polvo y paja" el solar en el que se construyó el edificio que después de casi 10 años aún no ha albergado nada.

Ferrovial antes, y Volconsa después, contaron con más de un millón de euros para acometer las obras. Alejo Riñones ya decía entonces que  "en los primeros meses del 2004, la ciudad ya dispondrá del museo textil".
Los Expertos

Cuatro meses después del replanteo, un grupo de expertos universitarios y parte del equipo de gobierno se reunieron para saber que se necesitaba como museo y adjudicar el proyecto de equipamiento. Entre los reunidos se encontraban profesores, como Javier Hoya, o Juan José Pérez Bullón, además del  presidente y secretario de la Agrupación de Fabricantes. Por aquel entonces todos pensaban que la decadente industria del textil bejarano proporcionaría elementos necesarios para el equipamiento (Si  las máquinas no servían para el textil, si servirían al menos para ser expuestas), Riñones por su parte no descartaba que el 1% cultural pudiera hacerse cargo del equipamiento, incluso desde La Dirección General de Patrimonio de la Junta, donde el edil se jactaba de tener “grandes amigos”.

El edificio pasó a dormir el sueño de los justos, salvo en periodos electorales donde el tema, impelido con denuedo por el edil, cobraba vigor para ilusionar a potenciales votantes.

2007-2011

El Ministerio de la Vivienda del Gobierno de Zapatero informaba que el Museo Textil de Béjar sólo estaba a la espera que el Ayuntamiento de Béjar realizara la acometida eléctrica que no era garantizada por el consistorio bejarano, razón por la que la obra no era entregada. El posterior gobierno municipal del socialista Cipriano González conseguía tras no pocos esfuerzos que en su período legislativo, que fuera de la Dirección General de Arquitectura quien finalizara las obras de urbanización y obras exteriores del Museo de la Industria Textil de Béjar. La financiación sería íntegramente aportada  por el Gobierno de España. En los albores de 2009, en el mes de enero, González, obtenía el compromiso adquirido por parte de la Directora General de Arquitectura, Anunciación Romero, de subvencionar con 400.000 euros las obras que faltaban. Este compromiso fue contraído el 19 de enero de 2009, durante la reunión que mantuvieron el alcalde de Béjar, Cipriano González, el subdelegado del Gobierno y la directora general de Arquitectura en Madrid.

Fueron 400.000€ que ahorraron al Ayuntamiento de Béjar y que han permitido encontrase hoy con un edificio en condiciones de empezar a trabajar para que albergue el deseado Museo

Colofón

No fue hasta el verano del 2011 cuando el Ministerio de Fomento formalizó el contrato para la realización de los trabajos de urbanización y obras exteriores del Museo de la Industria textil en Béjar. La actuación se inscribió en el programa de Recuperación Patrimonial de elementos para usos de equipamiento cultural, educativo y museístico, de la Secretaría de Estado de Vivienda y Actuaciones Urbanas.

Después de que el gobierno local del PP y la prensa afín anunciaran su apertura el año pasado. Los vándalos saldan la situación con un edificio y muchos millones de euros invertidos que dormirán al menos otra década el sueño de los justos.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV