La Guardia Civil interviene 90 kilos de cocaína a dos redes internacionales dedicadas al narcotráfico

•En la Operación KIRALY se ha detenido a 15 personas, entre los que se encuentran el peligroso delincuente conocido como “El Rubio” y el enlace venezolano de las dos organizaciones ahora desarticuladas.
Imagen Guardia Civil

•La droga procedía de Sudamérica, principalmente de Caracas (Venezuela), y era introducida en territorio nacional oculta en maletas  “rush” a través del aeropuerto de Madrid-Barajas.

•En los registros domiciliarios se han intervenido armas de fuego, dinero en efectivo, vehículos de gama media-alta y joyas.


Madrid, 21 de agosto de 2013.- La Guardia Civil, en el marco de la operación “KIRALY”, ha intervenido 90 kilos de cocaína a dos redes internacionales dedicadas al tráfico de esta droga entre Sudamérica y España y a la elaboración de drogas sintéticas.
Durante la operación, desarrollada en tres fases, los agentes han detenido a 15 personas de origen español y colombiano, en Salamanca, Madrid capital y en Alcalá de Henares. Entre los detenidos se encuentran el peligroso delincuente A.J.G.C., alias “El Rubio” y el enlace venezolano de las dos redes ahora desarticuladas. 
La investigación se inició a finales de 2012, tras producirse varios episodios violentos protagonizados por diferentes clanes de narcotraficantes rivales asentados en Salamanca y que podían estar motivados por la salida de prisión del narcotraficante conocido como “El Rubio”.
Enfrentamientos entre bandas por deudas del narcotráfico
Entre estos episodios se encuentra el tiroteo ocurrido en diciembre de 2012, en el polígono industrial de Villares de la Reina (Salamanca), donde un miembro de la organización del “Rubio” resulto herido de gravedad.
Estos casos de delincuencia entre bandas delincuenciales estaban motivados por el cobro de deudas procedentes del narcotráfico anteriores al ingreso en prisión de “El Rubio”.
Los agentes localizaron una red criminal liderada por “El Rubio” dedicada al tráfico de cocaína, que adquiría de otra red afincada en Madrid, por Castilla y León y Extremadura. Además, fabricaban mediante procedimientos químicos drogas de diseño en un laboratorio oculto en una nave industrial de la localidad madrileña de Alcalá de Henares.
La organización situada en Madrid, también desarticulada en la operación “KIRALY”, adquiría la droga a través de envíos periódicos que recibían desde el aeropuerto de Caracas (Venezuela). La cocaína venía en maletas etiquetadas como “RUSH” (transporte sin pasajero asociado) en vuelos directos al aeropuerto de Madrid-Barajas. 
Estos equipajes eran recepcionados por personal de esta red que trabajaba en el aeropuerto. Tras recogerlos directamente de las bodegas de los aviones los desviaban de su conducto normal antes que pasaran por los escáneres de la Guardia Civil para entregarlos a otros miembros de la organización que posteriormente se los hacían llegar al grupo liderado por “El Rubio”.


“El Rubio” intentó atropellar a los agentes cuando lo interceptaron 
En la primera fase de la operación, los agentes detuvieron a “El Rubio” al que le incautaron 2 kilos de cocaína que llevaba en el interior de su vehículo cuando se disponía a transportar la droga que había recepcionado de otra organización afincada en Madrid hasta un “piso franco” que tan solo conocían sus familiares más directos. 
Para su detención, los agentes tuvieron que disparar a las ruedas del vehículo donde viajaba el narcotraficante junto a uno de sus lugartenientes L.M.L., alias “Dodotis” (responsable de la distribución de droga en Valladolid), ya que intentó atropellarlos. 
Además, durante esta fase se realizaron 10 registros en domicilios de Salamanca y de las localidades madrileñas de Alcalá de Henares y Nuevo Baztan, en los que se intervinieron grandes cantidades de cocaína, speed y metanfetamina, así como dinero en efectivo, armas de fuego, vehículos de gama media-alta, joyas. Asimismo, se ha desarticulado un laboratorio para la elaboración de droga de síntesis.
En una segunda fase se ha desarticulado la red que se encargaba de introducir la droga desde Sudamérica a territorio nacional a través del aeropuerto de Madrid-Barajas. Los agentes han intervenido 4 maletas con 88 kilos de cocaína de gran pureza. 
Además, se han realizado 4 registros en viviendas en Madrid y Uceda (Guadalajara) donde se intervinieron grandes cantidades de dinero en efectivo tanto en euros como en dólares americanos, así como armas de fuego.
Finalmente, en la tercera fase se ha detenido a C.E.G.A de 38 años de edad, máximo responsable de esta organización criminal que introducía la droga en España a través del aeropuerto de Madrid-Barajas. Se trata de un ciudadano colombiano que llevaba más de 6 años en España en situación irregular.
Por otro lado, se llevó a cabo un registro en su domicilio, situado en una urbanización de lujo de Madrid, donde se le intervinieron casi 2,5 kilos de cocaína, así como material necesario para el corte de la droga y básculas de precisión. 
La investigación continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.
Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº2 de Salamanca, quien dirige la investigación.

imagenes Guardia Civil
En la operación han participado agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Salamanca, así como agentes de la Unidad Especial de Intervención (UEI), de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS), del Servicio Cinológico (con perros detectores de dinero y drogas), y agentes de la Compañía Fiscal del Aeropuerto de Madrid-Barajas.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV