El Museo Reina Sofía se lleva de nuevo a la Bañista a Madrid

Mateo Hernández durante la talla de la Bañista
El día 27 de junio, en horario de mañana (de 11 a 14 horas), los responsables del Museo reina Sofía procedieron al embalaje y traslado de “La bañista”, la escultura de Mateo Hernández, cuya Réplica se encuentra en la Corredera. Así lo dio a conocer la Concejal del PP Purificación Pozo, en la última comisión de cultura del consistorio.
Se da la circunstancia que esta concejala  en su día criticó el traslado de la escultura y el coste que le supuso al ayuntamiento el regreso de la obra de Mateo Hernández. "El Reina Sofía solicita unas obras de Mateo Hernández al ayuntamiento de Béjar; éste accede a dárselas y, encima, paga todos los gastos”, manifestó en su día la misma concejala que la semana pasada informaba en la comisión de cultura.

En aquella ocasión las esculturas de Mateo Hernández expuestas en el Museo Reina Sofía fueron cuatro: Iguana, Leona, Pantera y La bañista. Aunque ha habido mas ocasiones en las que la escultura de granito ha salido del museo bejarano con destino el Reina Sofía, que ostenta la titularidad de la obra.

En 2009 el Ayuntamiento de Béjar, de la mano de Cipriano González y el museo Reina Sofía se comprometieron a promover, planificar y ejecutar proyectos culturales que contribuyeran al estudio y difusión de la obra del escultor bejarano. Fue uno de los acuerdos alcanzados entre el entonces alcalde de Béjar, Cipriano González, y el director del Museo Reina Sofía, Manuel J. Borja-Villel, en la reunión mantenida en mayo de 2009.

LA OBRA
Fecha:  1925
Materia:  Granito coral de Finlandia
Técnica:  Talla directa y pulido
Dimensiones:  187 x 54 x 63 cm
Año de ingreso:  1988
Observaciones:  Año de ingreso: 1988 (procedente de la ordenación de fondos del Museo Español de Arte Contemporáneo, MEAC)
Nº de registro:  AS09867

La escultura de Mateo Hernández se basó en la técnica de la talla directa y la expresión de un realismo rotundo, relacionado con dos de las principales tendencias del período de entreguerras: el Art Déco y la Nueva Objetividad. El artista, residente en París desde 1913, se mantuvo alejado de los ambientes artísticos de la vanguardia, y se opuso a la enseñanza académica del arte desde una defensa del arte popular y primitivo, en el que veía una «expresión directa de la vida». Este pensamiento alentó una obra plástica centrada de forma amplia en la escultura animalista y en el retrato. Bañista, realizada en 1925, es una figura en tamaño natural tallada directamente en mármol rosa que representa a una mujer contemporánea, ataviada con indumentaria moderna de baño, cuyo rostro reproduce la imagen de su compañera Fernande Carton, en una imagen hierática y fría deudora de la escultura arcaica griega. Jean Cassou definió la escultura de Mateo Hernández como un arte realista, «que tiene plena conciencia de su dignidad, de su nobleza, en el que el alma del artista se trasparenta, en un estilo que aristocratiza las formas, que ilumina con una llama interior todas las fisonomías, arte que no copia a ningún maestro y en el que el autor no tiene otra ambición que acercarse lo más posible a la vida».

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV