El Presidente de AMPUSABE da a conocer el manifiesto de la Coordinadora Estatal de Asociaciones solidarias del Sahara

Un niño saharaui tras una pared de adobe
La Coordinadora Estatal de Asociaciones solidarias del Sahara (CEAS-SAHARA) se ha elaborado un Manifiesto en reconocimiento de los 40 años de la fundación del Frente Polisario (F.P.). Una institución que tiene reconocido su estatus por las Naciones Unidas y que tiene solo un objetivo: devolver a su pueblo a la tierra que le ocuparon por la fuerza hace ya 38 años.
La capacidad del F.P. para aglutinar a todas las corrientes ideológicas de los saharauis, su demostrada eficiencia en la gestión de una situación terrible en un lugar inhóspito con casi 200.000 personas, más los que viven en los territorios ocupados y hacerlo desde la no violencia le hace grande entre las organizaciones de liberación de los pueblos oprimidos.
Desde AMPUSABE, miembro de CEAS-Sahara, se contribuye a la  difusión de esta causa con el objetivo de lograr lo que las Naciones Unidas reconocieron: el derecho internacional  de este pueblo a vivir en su tierra.
"divulgando este manifiesto se está contribuyendo a una causa justa", asevera González. Los interesados en adherirse lo puden hacer enviándolas a: ceas-sahara@ceas-sahara.es 


El Frente POLISARIO conmemora el 20 de mayo de 2013 el 40 aniversario 
del inicio de la lucha por la independencia nacional en el marco de la 
legalidad internacional reconocida por la ONU en su resolución 
1514(XV) a los países y pueblos bajo dominación colonial. 
En estos 40 años, conforme al más estricto respeto al Derecho 
Internacional, y de acuerdo con la doctrina consolidada de la 
Organización de las Naciones Unidas, ha quedado de manifiesto que la 
presencia marroquí en el Sahara Occidental es ilegal y que no tuvo ni 
puede tener efectos jurídicos o políticos que mermen el derecho del 
pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia. La ONU 
había definido dicha presencia, de manera explícita en su resolución 
3437(1979), de mera “ocupación militar”, que se prolonga 
desgraciadamente en el tiempo, con todo su corolario de violencia, 
atropello y abuso a los derechos humanos más básicos que la 
comunidad internacional está obligada a defender y proteger. 
Como consecuencia de esta ocupación militar y de esos abusos más 
que demostrados, el pueblo saharaui no puede entender la aparente 
pasividad de la Comunidad Internacional y de manera particular el 
silencio de la Europa democrática. 
Por todo ello, y considerando la urgencia y la trascendencia del 
momento, y ante la grave situación de inestabilidad en la región del 
Sahel, se hace más necesario que nunca la búsqueda de una solución 
que garantice al pueblo saharaui el ejercicio pleno de su derechos a la 
libertad e independencia, conforme a las reiteradas resoluciones del 
Consejo de Seguridad de la ONU. Para ello, la celebración del 
referéndum de autodeterminación al que la ONU y Marruecos se habían 
comprometido y al que España reiteró su apoyo explícito, no puede ser 
retrasado por más tiempo. 
Consciente de que el Estado español, en su calidad de potencia 
administradora del Sahara occidental continúa asumiendo una 
responsabilidad legal y política en esta tragedia, el movimiento de 
solidaridad y amistad con el Pueblo Saharaui, conjuntamente con 
organizaciones políticas, sociales y sindicales, juveniles, académicas... 
así como intelectuales y artistas....etc., hace un llamamiento al Gobierno 
español para que: 
1.- Promueva todas las iniciativas políticas necesarias, encaminadas a 
lograr una solución justa y definitiva, en defensa del legítimo derecho 
del Pueblo Saharaui a su autodeterminación, mediante un referéndum 
libre y regular, como paso final al proceso de descolonización 
inacabado. 
2.- Otorgue un estatus diplomático a la representación del Frente 
Polisario en España, como único y legítimo representante del Pueblo 
Saharaui, así reconocido por la ONU. 
3.- Exija al Gobierno del Reino de Marruecos la liberación de todos los 
presos políticos, el cese de la violación sistemática de los derechos 
humanos, la anulación de los juicios contra ciudadanos y ciudadanas 
saharauis y el libre acceso de los observadores, prensa y organismos 
humanitarios al territorio del Sahara Occidental ocupado. 
4.- Promueva en el Consejo de Seguridad de la ONU, desde su posición 
de Miembro del Grupo de Amigos para el Sahara Occidental, la 
incorporación en el mandato de la MINURSO de la potestad de 
salvaguardar los derechos humanos en el Territorio mientras no se 
resuelva de manera justa y definitiva el conflicto. Haciendo especial 
hincapié en la necesidad de introducir mecanismos de protección y 
vigilancia de los derechos humanos. 
5.- Intensifique y amplíe la cooperación humanitaria con la población 
saharaui refugiada, obligación moral indiscutible e irrenunciable dada 
nuestra especial responsabilidad histórica en el origen del conflicto. 
DECLARACIÓN CONJUNTA 
COORDINADORA ESTATAL DE ASOCIACIONES SOLIDARIAS CON EL SÁHARA 
FEDERACIÓN ESTATAL DE INSTITUCIONES SOLIDARIAS CON EL SÁHARA

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV