Aparecen restos de cadáveres humanos procedentes del cementerio, en la curva de la Fuente del Lobo

Restos de un femur encontrados en la curva de la Fuente de El Lobo
Restos de un Fémur encontrados en la Fuente del Lobo
La escombrera ilegal en la  curva, justo antes de la Fuente del Lobo, se ha convertido la pasada semana en el insólito destino de los restos de algunos de nuestros difuntos. En las imágenes que acompañan a esta información se aprecia cómo uno de los camiones municipales descarga en la escombrera de la Fuente del Lobo. En el mismo lugar en el que el propio ayuntamiento había fijado días antes un cartel con la lectura "prohibido tirar escombros".

Tras la publicación en el Correo de Béjar, el ayuntamiento de forma inmediata emitió una nota en la que negaba los hechos, poniendo en duda una “supuesta denuncia” ante la comisaría de la Policía Nacional. El ayuntamiento se muestra amenazante con una taxativa afirmación: “ que cada palo aguante su vela”.

Mas restos de huesos encontrados en la Fuente del Lobo
Mas restos de huesos encontrados en la Fuente del Lobo
Camion municipal de Obras vertiendo en la escombrera de la Fuente de El Lobo
Camion municipal de Obras vertiendo en  la Fuente de El Lobo
 

La amenazante nota del ayuntamiento es esclarecedora: este medio no mencionó el lugar en el que los restos fueron “tirados”, en cambio la nota menciona específicamente la Fuente del Lobo.


RESPONSABILIDADES
Lejos de dirimir responsabilidades políticas por la decisión de sacar los restos del cementerio y tirarlos en una escombrera ilegal, que corresponden a un cargo político, el equipo de gobierno apunta directamente a los trabajadores y “advierte al denunciante”.
En el caso del ayuntamiento el máximo responsable siempre es el alcalde y en este caso en particular el concejal de obras es el responsable de los trabajos que se realizan en el cementerio que a su vez tiene otro edil responsable.



 


LOS HECHOS Y LAS PRUEBAS
En el reportaje fotográfico de esta información se aprecian restos humanos. Huesos, identificados como parte de un fémur por facultativos consultados por este medio.. También se aprecian restos de lo que pudo ser una tibia.
Pero los de las imágenes son sólo una pequeña muestra. En la curva de la Fuente del Lobo los restos óseos están desperdigados en la escombrera que puebla esa ladera que mira a Béjar, aunque posteriormente se han vertido más camiones de escombros que habrían sepultado los primeros.



Camión municipal llegando a la escombrera de la Fuente del Lobo
Camión Municipal de obras

Este medio siguió el itinerario de los vehículos, desde su carga en las inmediaciones del cementerio municipal hasta su descarga. Los restos procederían de los nichos y sepulturas que han perdido la titularidad por el paso del tiempo y que estaban en el osario del Patio de la Misericordia, donde se pretenden crear nuevos enterramientos.


Para la reinhumación es obvio que se debe establecer algún tipo de procedimiento que no menoscabe la dignidad a la memoria del propio muerto y de sus familiares y el hecho de que los tiren en la vía pública, o en la fuente del Lobo, desde luego no guarda ningún respeto a la dignidad de las personas. El procedimiento de reinhumación debería haberse establecido a través del correspondiente expediente administrativo


 

Las implicaciones sociales morales, religiosas  y culturales, incluso medioambientales, no parecen haberse tenido en cuenta en este sentido.

La policía nacional de Béjar, teniendo conocimiento de esta información, en ningún caso denuncia como arguye el equipo de gobierno,  habría iniciado los trámites habituales de investigación para determinar lo sucedido, pues no dejan de ser restos humanos.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV