Gecobesa sospecha que las administraciones quieren "echar el cierre" a la Covatilla

Francisco Montero, principal accionista de Gecobesa
Los gestores de la estación de esquí insisten en el carácter público del aparcamiento y en la inoperancia de algunos trabajadores de la diputación que no limpian la nieve del mismo. Gecobesa ha emitido un nuevo y contundente comunicado en el que se ponen de manifiesto las desavenencias entre los gestores de la estación de esquí, en el que se sorprenden por que la institución les atribuya la titularidad del aparcamiento. y en el que acusa a responsables indefinidos, a "la administracion" de querer echar el cierre a la estación de esquí. Reproducimos íntegramente el comunicado 
1º .- Siempre hemos valorado muy positivamente la excelente atención de la Diputación Provincial de Salamanca hacia todo lo referente a la estación de esquí. Reconocemos la excelente labor y las acertadas decisiones de todos los responsables de la institución provincial, desde la Presidencia a todos los Diputados y responsables de Área. En este sentido no hay ninguna apreciación negativa, todo lo contrario, creemos que el apoyo a nuestro proyecto y la trayectoria mantenida durante años es irreprochable; con especial mención al departamento de deportes y juvejntud, con cuyos responsables mantenemos una excelente relación y a quienes apreciamos y consideramos su elevado nivel profesional y capacidad de trabajo.

2º.- No comprendemos como es posible que nuestra denuncia, sobre unos hechos concretos y probados, se resuelva con una descalificacion de nuestros argumentos sin que se lleve a cabo una comprobación o expediente informativo previo, máxime cuando a lo largo de las últimas semanas han sido numerosas las quejas de ciudadanos a partir de incidentes que tienen constancia documental a través de diferentes testimonios y suponemos que también de las actuaciones de los responsables de Tráfico (con intervención de ambulancias para atender a heridos, entre los que se han llegado a encontrar personas con altos cargos públicos)

3º.- A la propia Diputación le consta que las actuaciones de limpieza de la carretera prácticamente nunca se llevan a efecto antes de las ocho y media o nueve de la mañana y de ello son testigos los responsables del programa escolar de esquí que están acostumbrados a esperar  a que la carretera quede limpia para poder acceder a la estación de esquí. Podemos también llamar la atención sobre las actuaciones a deshora con derroche de fundentes, cuando estos no son necesarios, que contrastan con la falta de atención preventiva en aquellos casos en que los pronósticos meteorológicos las motivan.

4º.-  Cuando afirmamos que, en alguna ocasión, hemos sorprendido a un operario echando “una cabezadita”, es por que lo hemos presenciado. Cabe aquí reiterar que lo que procede en este caso es llevar a cabo las comprobaciones que correspondan, antes de despachar el asunto con una cortina de humo. Los ciudadanos tenemos derecho a que se tengan en cuenta nuestras quejas y reclamaciones, porque somos los que pagamos con los impuestos el sueldo de los funcionarios.

5º.- Nos sorprende la calificación de “instalación privada” que se otorga al aparcamiento de la plataforma de La Covatilla. Esta es una novedad que no se refleja en ninguno de los documentos o Pliego de Condiciones sobre los que se rige la Concesión Administrativa de la estación de esquí. Por esta razón urgimos a quien corresponda, Diputación Provincial o Ayuntamiento de Béjar, para que se nos aclare oficialmente la consideración o situación legal que corresponde al aparcamiento. Si es de carácter privado, que se nos indique a quién pertenece, o corresponde su titularidad, para que, de este modo se pueda actuar en consecuencia.

6º.- Por último, creemos, con todos los respetos, que se está intentando desviar la atención sobre la verdadera motivación de estos hechos. No es comprensible que después de haberse anunciado durante los últimos cuatro años, que la Diputación iba ejecutar, la “próxima ampliación del aparcamiento público de La Covatilla”  (ampliación que no podría llevarse a cabo de ser una instalación privada), se afirme ahora que los servicios de vialidad no lo limpian por ser una instalación privada. Podría pensarse que la intención de las administraciones es forzar el cierre definitivo de la estación de esquí. ya que la operatividad del aparcamiento es una condición imprescindible para la explotación y el cumplimiento de los fines de la propia concesión, tal y como consta en el Pliego de Condiciones y el contrato de adjudicación como Contrato de la Gestión Indirecta del Servicio Público de Gestión y Mantenimiento del Centro de Turismo “Sierra de Béjar”.


HEMEROTECA GECOBESA

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV