El rector de la Universidad de Salamanca muestra su preocupación por el efecto en "Los centros perifericos de la USAL"del nuevo decreto de ordenación de las enseñanzas universitarias

Fachada de la Escuela de Ingenieria de Béjar
Lo rectores de las universidades de Salamanca y Valladolid, Daniel Hernández Ruipérez y Marcos Sacristán, respectivamente, reconocieron que «los problemas mayores» a la hora de decidir suprimir titulaciones se dan en los campus periféricos porque en ellos las carreras «cumplen una función social», por lo que apostaron por ser «sensibles» con estos casos y «estudiar los cambios con mucho cuidado», buscando «fórmulas» para mantener esos grados.
´
El responsable de la USAL mostró su preocupación a la conclusión de la reunión de la Comisión Académica del Consejo de Universidades de Castilla y León, en la que se entregó  a los rectores de las universidades públicas y privadas de la Comunidad el borrador del decreto que regulará la nueva implantación y la supresión de las enseñanzas universitarias en la Comunidad.

Sobre el caso de Béjar se conocía con anterioridad cual sería la situación: la supresión de un grado de textil. En este caso el proyecto hubiese concluido debido a la escasez de matrículas, pero sin que las autoridades hayan considerado más aspectos que los relacionados con el número de matriculados. El mapa de títulos de la Universidad en Castilla y Leon “juega” con los números de alumnos y dada la escasez se planea “no ofertar el grado” para el curso que viene. El grado de textil es el que menos demanda tiene de toda la Universidad.  Para el caso particular de Béjar, "en la periferia de la USAL", como manifestaron los rectores, se desconoce si tras la cita la situación varía sobre lo conocido. 

17 titulaciones compartirán recursos con otras, 8 se fusionarán y 5 se convertirán en dobles.En CYL desaparecen 17 titulaciones universitarias. El consejero de Educación, Juan José Mateos, calcula que con la implantación del nuevo decreto de Ordenación de las enseñanzas universitarias se suprimirán entre diez y doce titulaciones en la Comunidad, aunque ha indicado que los rectores tienen un plazo de tiempo hasta final de mes para buscar una solución a esa eliminación.

Durante el curso 2014-2015, diecisiete titulaciones compartirán recursos con otras de forma que tendrán una parte troncal y más tarde diferentes ramificaciones, mientras que ocho se fusionarán con otras y cinco se convertirán en dobles titulaciones.


Para la junta existen determinadas excepciones a esos criterios de forma que no se aplicará la supresión en titulaciones "declaradas de especial interés para la Comunidad", que se fijarán en los próximos meses, según ha detallado el consejero. Se desconoce si nuestras autoridades locales (Ayuntamiento) a mayores de la preocupación manifestada por el rector de la USAL, han mediado para incluir el campus de Béjar en el grupo de titulaciones  "declaradas de especial interés para la comunidad". En este sentido tampoco se eliminarán aquellas enseñanzas que aunque tengan menos alumnos que el límite medio establecido se impartan por una única universidad pública de Castilla y León. El texto incluye otra excepción que se llevará a cabo en el caso de aquellas titulaciones que arrojen una media de alumnos de ingreso cercana a 35 y presenten una tendencia poco definida en cuanto a la evolución de su matriculación.

Hermida ha manifestado que, pese que "no es agradable" plantearse la eliminación de títulos, "con imaginación" se pueden rehacer titulaciones "positivas" para los alumnos y para la Universidad.

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV