Gecobesa denuncia la desidia de las instituciones responsables por las causas de los últimos accidentes

Gecobesa se ha dirigido al ayuntamiento a la diputación y la consejería para denunciar la desidia y reclamar la intervención en el mantenimiento de las carreteras que durante las ultimas heladas nevadas y ventiscas ha hecho caso omiso de sus responsabilidades, lo que podría ser la casusa de los últimso accidentes. Este que transcribimos a continuación es el contenido literal de la misiva que Gecobea dirige al alcalde, Alejo Riñones, al presidente de la Diputación y al consejero  de Fomento de la Jnta.

A lo largo de este fin de semana, sábado 29 y domingo 30 de diciembre, se han producido diversos accidentes automovilísticos, tanto en la SA 100, en el tramo comprendido entre La Hoya y el cruce con la CN 630  en Vallejera de Riofrío; como en la carretera CP 4 de acceso a la plataforma del Paraje de La Covatilla.

Todos estos accidentes (de los que hay constancia documental a través de los respectivos atestados de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil) tuvieron su origen en el estado deslizante del firme, a causa de la ausencia de intervención por parte de los servicios de vialidad invernal en las carreteras señaladas y se han saldado con heridos e importantes daños materiales, afectando a  varios vehículos que, en su mayor parte, eran ocupados por esquiadores y turistas.

Durante la jornada del sábado, estando la estación en uso turístico, varios automóviles acudieron a la plataforma del Paraje de La Covatilla para jugar con la nieve o dar un paseo en los senderos de la sierra. Según los pronósticos meteorológicos, estaba previsto que la ventisca de primeras horas de aquella mañana evolucionara a partir de las doce horas a cielo cubierto con precipitaciones de nieve por encima de la cota 1300. Durante la primera parte de la mañana, un camión cuña con expendedor de fundentes, perteneciente al parque móvil del servicio de vialidad invernal de la Diputación Provincial, permaneció en la plataforma, sin llevar a cabo actuación alguna, abandonando dicho emplazamiento en torno al mediodía, justo cuando empezaba nevar. Minutos después, como estaba pronosticado, la nieve ya había cubierto la carretera, por lo que varias decenas de vehículos que habían quedado en la plataforma, tuvieron que iniciar el descenso en esas condiciones. El deslizante estado del firme provocó que tuvieran lugar salidas de la calzada y colisiones entre la veintena de automóviles atascados, de manera que la carretera quedó bloqueada, quedando todos los ocupantes de los vehículos a merced de sus propios medios.

Algunos de los automovilistas accidentados subieron a pie hasta la estación de esquí, para pedir ayuda; otros se pusieron en contacto a través de sus móviles con sus compañías aseguradoras para solicitar una grúa. También hubo quién llamó al teléfono de emergencia 112, lo cual provocó que se pusiera en marcha el operativo COS, acudiendo de inmediato un coche patrulla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Avisado el servicio de vialidad invernal de la Diputación Provincial, el camión no llegó hasta el lugar donde se encontraban atascados los vehículos hasta las 14:15 horas. Queda patente, en este caso, la falta de eficacia y diligencia de los servicios de la Diputación Provincial que, contando con los medios necesarios para poder haber evitado los accidentes, no tuvieron en cuenta los pronósticos que anunciaban la nevada, ni actuaron con las medidas preventivas que deberían haber procedido.

En la mañana del domingo día 31, la carretera SA100, se encontraba totalmente helada en algunos tramos a consecuencia de las bajas temperaturas y las precipitaciones que habían tenido lugar en la madrugada. Hasta las 08:00 horas no acudió ningún vehículo, en este caso dependiente de la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León, que es la Administración titular de la vía. A consecuencia de este estado tuvo lugar un accidente de gravedad que afectó a dos vehículos y que precisó la intervención de los agentes de tráfico y los servicios sanitarios de urgencia, que no pudieron actuar por que el estado del firme, ni les permitía poner pie a tierra. La vida la vía bloqueada, por las labores de rescate y por la presencia del hielo que no fue retirado con fundentes hasta poco antes de las nueve de la mañana. De la misma manera que en el caso anterior, se ha puesto de manifiesto la falta de eficacia y diligencia de los servicios de vialidad invernal, que no habían llevado a cabo las medidas preventivas que están señaladas en los protocolos de actuación. Circunstancia agravada por el inmediato antecedente de los accidentes de la víspera.

Al margen de los daños materiales y personales que se han causado, es muy de lamentar la malísima imagen ofrecida ante nuestros visitantes por parte de una zona que aspira a ser, algún día, destino turístico de referencia. Es necesario poner de manifiesto que varios de los afectados, en concreto un grupo de ciudadanos portugueses, expresaron su profundo malestar por la deficiente gestión de la vialidad y. difícilmente los volveremos a ver por aquí, con el consecuente efecto en todo su entorno de relaciones a través de su testimonio. Sin olvidar que la protección de las vidas humanas debe primar sobre cualquier otra consideración de tipo administrativo o económico; no en vano nuestra Constitución permite exigir indemnizaciones y responsabilidades por el mal funcionamiento de los servicios públicos.


En consecuencia

SOLICITA

Que, tras considerar los hechos expuestos y llevar a cabo todas las comprobaciones que se consideren oportunas y en la medida en que sea de su competencia, inste V.I. para que se tomen las medidas oportunas por parte del Ayuntamiento de Béjar; para que el funcionamiento de los servicios de vialidad invernal sea el adecuado y, en el futuro, se eviten en lo posible, situaciones como las acontecidas, en las que la eficacia y falta de diligencia han derivado en graves accidentes, que en un futuro podrían tener aún peores consecuencias. No sólo para los accidentados sino para los responsables que tienen la obligación de evitarlos.


ILMO SR. ALCALDE-PRESIDENTE DEL  AYUNTAMIENTO DE BÉJAR
ILMO SR. PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE SALAMANCA
ILMO. SR. CONSEJERO DE FOMENTO DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

DIRECTO EL CORREO

El Correo TV